Motivación

Para mí, todos los días son sábados de verano

on
01/10/2018

El click. Ese momento en el cual el pensamiento de “al carajo todo, yo me voy a la mierda” vale más que cualquier excusa conservadora. Sí, da un poco de miedo. Surgen miles de preguntas pueden ser motivo de recapacitar. ¿Qué van a pensar mis viejos? ¿Y si no consigo otro trabajo tan bueno como este? ¿Me alcanza la plata? ¿Y si en vez de viajar por el mundo apunto a comprarme una casa? ¿De qué voy a vivir?

¿Estudié tantos años una carrera universitaria, para dejar todo e irme a recorrer el mundo en vez de ejercer? ¿Y si cuando vuelvo no consigo trabajo, de qué voy a vivir? Es más… ¿Y si no vuelvo?

Ya está. Me hice todas las preguntas y me quiero ir igual. Entre Abril y Mayo de este año me di cuenta que la vida de oficina, estática en Buenos Aires, no era para mí. Era muy cómodo, pero también previsible. De hecho, me gustaba mi trabajo. Cobraba bien, y tenía un mes de vacaciones al año. En general incluso se alargaban un poco más, ingeniándomelas con los feriados y tirando un poco de magia al momento de planificar. Finalmente, como tantos otros, esta vez sería yo uno de los “valientes” que se animan a dejar todo… especialmente, al menos, dejar las excusas de lado.

Para el momento del click, ya los días soleados de verano se iban acabando y el otoño se hacía notar. Se venían los meses fríos. ¿Por qué tengo que aguantarlo, año tras año, toda mi vida? Quiero vivir en verano, recorriendo países tropicales donde es verano eterno o si me voy mas lejos, cambiando de hemisferio sur a norte persiguiendo el sol dependiendo la época del año. También quiero que me dé igual qué día es, y no tener esa sensación de esclavitud cada domingo por la noche sabiendo que se vienen 5 días consecutivos de trabajo obligado. Me encantaría poder trabajar cuando yo quiera, por internet. No, no es que quiero trabajar menos… sólo quiero transformar la forma en que lo hago, y ser yo quien elija mis tiempos. Sí, soy un soñador.

Hoy poco a poco mi sueño se está volviendo realidad. Ya no tengo un trabajo formal, y estoy sobreviviendo igual, mucho mejor de lo que esperaba. No colapsó el mundo ni pasó nada raro, de hecho se siente algo natural y me hace pensar en cómo hice para sobrevivir casi 8 años trabajando en una multinacional. Todos los días para mí son iguales, y se sienten todos sábados. Arranco a vivir en verano, ahora. Para Julio seguramente esté en algún país del sudeste asiático mochileando, quizá en alguna isla con playa paradisíaca como Koh Tao o Gili Trawangan. Me siento feliz, y no me arrepiento de la decisión que tomé. Es más, me arriesgo a decir que no conozco ni una persona que haya hecho el click, fuera a recorrer el mundo y volviera arrepentido.

Finalmente lo logré: mi vida son todos sábados de verano, en lugares increíbles. Gasto menos viajando que haciendo vida estática en Buenos Aires. No necesité ser millonario, ni nadie que me mantenga o regale plata, algo que ya expliqué incontables veces. Sólo necesité hacer ese click, que siempre estuvo latente, casi dormido. Hoy está más despierto que nunca, y me siento vivo. En el peor de los casos, al menos dentro de muchos años tendré una experiencia increíble que contar. En el mejor de los casos, estaré usando los mejores años de mi vida para hacer lo que realmente amo. Hoy estoy cumpliendo mis sueños, y no trabajo para cumplir los sueños de alguien más. Me corrijo: no estoy cumpliendo mis sueños, los estoy viviendo… y se sienten como un sábado de verano en una playa paradisíaca.

TAGS
RELATED POSTS

LEAVE A COMMENT

Nico y Lau
Buenos Aires, Argentina

Somos Nicolás y Laura, dos almas libres. Decidimos dejar la vida cómoda siendo profesionales trabajando en Buenos Aires por una vida de viajes y descubrimiento constante. Ya hemos visitado 63 países en el camino. Nos gustaría que ustedes puedan hacerlo también a través de nuestras fotos e historias. ¡Bienvenidos a nuestra Vida de Viajes!

Deja tu e-mail

Ingresá tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Categorías
Descuentos de Airbnb

Descuentos de Booking

Vuelos en Skyscanner