Inluencers likes instagram
Finanzas Personales

Ser influencer, ganar plata y vivir de Instagram o redes sociales

on
01/04/2019

Suena como un sueño, ¿no? Viajar por el mundo y que te paguen por conocer lugares, y compartir fotos, experiencias e historias en instagram y redes sociales en general. Sin embargo… ¿qué tan real es esto? ¿Es posible vivir de ser “influencer” de viajes? La respuesta corta es SÍ… pero (y en este caso son muchos los “peros”) la realidad nos dice que no es nada fácil, sino todo lo contrario.

Qué necesito para vivir de Instagram

El costo de entrada es inexistente. Es gratis crear una cuenta en instagram, y no requiere más que un celular, conexión a internet y conocimientos muy básicos para subir una foto. Esta es una de las razones por la que hay miles de instagrams de viajes dando vueltas (incluyendo el nuestro). Sin embargo, la abrumadora mayoría no vive de esto, y caen dentro de una de estas tres categorías:

  • No logran llegar a mucha gente, por lo que terminan abandonando el proyecto con el paso del tiempo.
  • Se dan cuenta de que, incluso teniendo muchos seguidores, no pueden monetizar su esfuerzo, por lo que deciden continuarlo a modo de pasatiempo esperando en algún momento crecer lo suficiente como para generar dinero.
  • Tienen éxito, crean una comunidad activa de seguidores, y logran transformar todo eso en dinero.

Lamentablemente, casi todos caen en alguno de los primeros dos casos, al darse cuenta de lo que necesitan para poder lograrlo.

Mucho esfuerzo y trabajo

Lo primero y principal que mucha gente no entiende, es que mantener una red social de miles de seguidores requiere mucho trabajo. Requiere esfuerzo conseguir seguidores, tomar las fotos, editarlas, poner un texto acorde que le llegue a la gente, pensar en los hashtags, la geolocalización y todos los detalles… y esto no es ni el 5% del trabajo.

Muchas de las personas que viven de instagram y que no llegaron a tener muchos seguidores debido a ser famosos por otras cuestiones, trabaja full time en esto. Ocho, diez, doce horas diarias en contactar marcas, responder mensajes, preparar sorteos, contactar otros influencers del nicho para colaborar, capacitarse y tomar cursos, etc. El volumen de trabajo es inagotable, por más que parezca algo tan simple como “sacar una foto y subirla”.

Ser sociales

Instagram es una red social. Mucha gente olvida esto último. Para llegar a la gente hay que socializar. Ponerle like a fotos de otras personas, contestar mensajes y seguir otros usuarios son algunas de las formas en las cuales podemos interactuar con gente… ¿y saben qué? Esto nos dará visibilidad.

Sigan a otros instagramers del rubro. Vean lo que hacen. Súmense a comunidades donde haya otros como ustedes. Comenten sus fotos, genuinamente. Hagan esto todos los días, con todas las cuentas que puedan. Nuevamente, esto tiene que ser real: sigan a gente que les interese el contenido que comparten, y comenten algo significativo, que no parezca que es un robot comentando cosas como “buena foto” o similares.

Otros usuarios notarán sus comentarios, entrarán al perfil y, si les gustan lo que ven, los empezarán a seguir. Es lógico: por algo siguen a la otra cuenta y leen los comentarios. Cuanto más sociales sean, potencialmente a más gente llegarán, y en consecuencia, más gente notará su existencia y eventualmente se traducirá a nuevos seguidores.

Constancia

Todo este trabajo debe mantenerse en el tiempo. Meses, años. No vamos a crear una cuenta de instagram y en pocas semanas lograr vivir de eso. Es como ir al gimnasio: los resultados son progresivos y hay que dedicar horas y horas, todas las semanas. Si abandonamos en el medio, los progresos se estancan o se pierden.

Más de una persona arranca con todas las pilas, subiendo foto, compartiendo información, dándole vida a un instagram que a los pocos meses, al no ver resultados (nuevos seguidores y más interacción con gente) termina abandonando. Los que viven de esto, en algún momento tuvieron unos pocos cientos de seguidores también, y un puñado de likes por foto. No se hicieron de la noche a la mañana, y tampoco lo harán ustedes.

Talento

Genial, estamos trabajando horas y horas por día, durante semanas, de forma ininterrumpida y constante. El crecimiento puede ser lento, pero todo crecimiento es positivo. Sin embargo, el proyecto no tiene demasiado futuro a largo plazo… ¿la razón? No estamos hechos para esto.

Hay que tener talento, algo de magia, que nos distinga. Instagram es una red social de fotografía, por lo que tomar buenas fotos es clave. Si sacamos fotos de cosas poco interesantes, o las fotografías son pésimas, por más que trabajemos muy duro la gente no se sumará a nuestro proyecto. Debemos compartir contenido de calidad, y para eso hay que tener algo de talento.

Ser buenos vendedores

Saber vender es clave en casi todos los aspectos de la vida. En este caso, hay que saber tanto venderse a uno mismo y a lo que hace. Cuanta más gente “compre” nuestro proyecto, mucho mejor. Algunas cosas dan mejor resultado que otras. Por ejemplo, entendimos que algunas fotos “venden más” que otras.

Una selfie con un mono en Angkor Wat es mucho más popular que una foto normal con un paisaje poco impresionante. Algunos destinos son mucho más populares que otros: el amanecer en Cappadocia con los globos aerostáticos de fondo llega mucho más que una foto en medio de la ciudad en Buenos Aires. Hay que identificar qué vender, cómo vender, y llevarlo a la práctica.

Saber de marketing digital

En algún punto está estrechamente relacionado con saber vender, pero no son lo mismo. Marketing digital es la aplicación de las estrategias de comercialización llevadas a cabo en los medios digitales. En el caso de instagram puntualmente, es planificar todos los detalles de forma tal que nuestros esfuerzos rindan sus frutos.

Usar buenos hashtags, ser conscientes del impacto de la geolocalización en las fotos (también conocido como “etiquetar el lugar de la foto”), utilizar “call to action” (llamadas a la acción) en nuestras fotos como por ejemplo hacer preguntas, o invitar a los usuarios a hacer algo.

Consultar a nuestros seguidores “¿Conocen este destino? ¿Qué les pareció? ¿Qué me recomiendan no perderme aquí?” genera comentarios, debates y más actividad en los posts, lo cual es saludable y recomendable. Hacer concursos donde todos puedan ganar es otra excelente opción, por ejemplo, teniendo un hashtag para que los usuarios suban sus fotos usándolo, y que el ganador mensual sea publicado en un post o story.

Viajar

Es un instagram de viajes. Buscamos compartir viajes, entonces necesitamos viajar. Por más que suene muy obvio, mucha gente no lo entiende. Me he cansado de ver muchos instagramers de viajes que no viajan, o lo hacen una vez al año. ¿Qué contenido van a compartir si no lo generan? Con dos semanas de vacaciones al año no podremos tener un feed interesante de fotos que la gente quiera ver durante todo el año. Es así de simple.

Esta es una de las razones por las cuales es recomendable viajar mucho antes de crear una cuenta viajera en instagram. La gente quiere ver fotos de lugares diferentes, y necesitamos tener el contenido para poder darlo. Por más fotos buenas que saquemos, y mucho esfuerzo que le dediquemos, si no dejamos nuestra ciudad por varios meses lamentablemente mucho no vamos a poder lograr.

Contar con una web, blog o plataforma alternativa a las redes sociales

No es un requisito indispensable, pero si se fijan, una gran cantidad de cuentas de instagram de viajes exitosas cuentan con una web propia. Las razones son varias. En general, se debe a que muchos comenzaron con un blog de viajes hace varios antes, e instagram no existía. Entonces, ¿conviene tener una web propia?

Sí. Sin dudas. Es mucho más fácil monetizarla. Además, es algo propio. Si uno monta una empresa de la cual pretende vivir sólo en instagram, el riesgo es alto. Mañana instagram puede desaparecer, o cambiar el algoritmo para que lo que nos daba ganancia ahora no lo haga más (por ejemplo, limitando el alcance de nuestros posteos salvo que paguemos por publicitarlos). Por todo esto decidimos explicar brevemente cómo crear un blog de viajes.

Además, las redes sociales también son una cuestión de moda. Lugares donde antes estaban repletos de gente compartiendo información, como fotolog, myspace, o incluso facebook, hoy en día o bien no existen, o si lo hacen la gente fue migrando a otras plataformas. ¿Qué empresa pagaría a alguien que, a pesar de tener un millón de seguidores, cuando comparta información no lo vea nadie dado que la gente ya no entra ahí? Nadie.

Contactos y networking

Instagram es una red social que no genera plata por sí misma. Lo que da plata son los clientes que pagan por los contenidos que uno pueda generar en la misma. Si tenemos muchos seguidores pero no conseguimos clientes, es lo mismo que nada. Por eso es importante tener contactos y hacer networking.

Hay que relacionarse con todas las empresas del rubro que puedan. Quizá hoy no están invirtiendo dinero en publicidad o marketing en redes sociales, pero mañana puede ser que sí. La idea es que, al momento que quieran hacerlo, seamos los primeros que tengan en mente para invertir su dinero en nosotros.

Los contactos y el networking son importantísimos. Siempre es buena idea estar donde las cosas pasan, donde se pueden conectar empresas con generadores de contenido. La plataforma de Perlu es ideal para esto. Otra excelente opción es Linkedin, que a pesar de no ser específica para estos temas de nicho, funciona muy bien.

Invertir dinero

Esto tampoco es requisito indispensable, pero ayuda. Cuando hablo de invertir dinero, no me refiero simplemente a pagar para promocionar nuestro contenido. ¡Mucho menos de comprar seguidores, dado que no sirve para nada! Si queremos ser exitosos en instagram, puede ser buena idea tomar un curso para aprender cosas en las cuales no seamos expertos.

Manejo de redes sociales, fotografía, edición, diseño gráfico, edición de video, posicionamiento web y más. Hay cursos de todo tipo, y en general, a largo plazo la inversión se recupera. Lo mismo pasa con el networking: a veces, para ir a algunos eventos, hay que pagar. ¿Lo más importante? Los contactos que hagamos.

Sí, esa entrada que quizá vale unos cientos de dólares puede ser la clave para que conozcas a ese representante de una aerolínea, cadena de hoteles, seguros de viaje o agencia de turismo que te puede generar un ingreso a largo plazo. Para conseguir clientes, siempre es buena idea ir dónde están todos los que podrían pagar por lo que haces.

Suerte

Por último, hay un factor de azar o imprevisibilidad. Quizá subimos mil fotos, y a la foto siguiente una cuenta gigante comparte nuestro contenido y nos volvemos virales. Quizá justo un medio grande como un diario, o un productor de televisión, ve nuestras fotos y decide entrevistarnos. Todo puede ser, y a veces las oportunidades se presentan de formas inesperadas. De hecho, así llegamos nosotros a los medios.

Lo que es cierto es que quizá el post que se viralice sea el próximo, pero para que eso suceda hay que seguir subiendo contenido. Si queremos hacer un gol, tenemos que patear al arco. Por ahí pateamos una vez y lo conseguimos, pero no necesariamente va a suceder así. Lo único que sabemos es que cada vez que pateemos, tendremos una chance de convertir el gol. Pateemos cien, mil, un millón de veces. Tentemos a la suerte.

Conclusión

Sí, se puede vivir de instagram y otras redes sociales. Sin embargo, más del 99% de la gente que lo intenta fracasa rotundamente. También es cierto que requiere muchísimo esfuerzo, talento y otros factores que hay que combinar para lograrlo.

No veamos sólo el ejemplo aislado del que ahora es exitoso: esa persona seguro pasó meses y meses sin ver resultados, frustrado, intentando continuar sin bajar los brazos. Tengamos en cuenta el costo de oportunidad: supongamos que somos la excepción a la regla, y después de dos años de intenso trabajo, podemos cumplir el sueño de vivir de instagram. Excelente.

Dos años… de trabajo. Sin tener ingresos. El costo de oportunidad es enorme. No todos se pueden permitir trabajar sin generar plata (de hecho, casi nadie). Ese trabajo nos hubiera generado quizá 20.000 pesos por mes. Si somos profesionales, y tenemos experiencia, probablemente mucho más. En dos años, eso son casi 500.000 pesos… medio millón. ¿Vale la pena?

En general, no. El riesgo es enorme. Gigante. La mayor parte de la gente fracasa, hay que ser realistas. Casi todos ganarían más plata haciendo otra cosa. Es más, me animaría a decir que si quieren hacer plata, ¡no intenten volverse influencers! Hay formas mucho más fáciles, confiables, y mucho más probables de generar ingresos. Si lo van a hacer por la plata, elijan otra cosa.

Ahora bien, si son de los pocos que lo logran. ¡Felicitaciones! Es un trabajo que casi todos querrían hacer. Sí, es un trabajo. No todo es “divertido”, pero sin dudas llena mucho más que un trabajo monótono sin futuro. Además, la búsqueda de clientes es constante: no hay que dormirse en los laureles. Pero disfruten. Seguro sean la envidia de muchos, y están cumpliendo el sueño de viajar por el mundo, compartirlo con todos, y que les paguen por eso.

TAGS
RELATED POSTS

LEAVE A COMMENT

Nico y Lau
Buenos Aires, Argentina

Somos Nicolás y Laura, dos almas libres. Decidimos dejar la vida cómoda siendo profesionales trabajando en Buenos Aires por una vida de viajes y descubrimiento constante. Ya hemos visitado 64 países en el camino. Nos gustaría que ustedes puedan hacerlo también a través de nuestras fotos e historias. ¡Bienvenidos a nuestra Vida de Viajes!

Deja tu e-mail

Ingresá tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Categorías
Descuentos de Airbnb

Descuentos de Booking

Vuelos en Skyscanner