Turquía

Qué ver y visitar en Turquía – Guía de Viaje

on
03/01/2019

El territorio de la actual Turquía ha sido de gran relevancia para el desarrollo de la civilización. Estratégicamente localizada en el límite entre Europa y Asia, y rodeada por el mar Negro y el Mediterráneo, Turquía ha sido testigo del paso de las primeras civilizaciones y algunos de los imperios más grandes. Esta confluencia de culturas se refleja en cada rincón del país. Desde las grandes mezquitas otomanas, las ruinas hititas y los antiguos templos griegos.

Ubicación geográfica

Geográficamente, Turquía consta de dos territorios separados por el mar de Mármara y los estrechos del Bósforo (donde se encuentra Estambul, la capital imperial otomana y la ciudad más grande del país en la actualidad) y Dardanelos. La parte europea representa el 3% del territorio turco y el 13% de la población; pertenece a la región de Tracia, siendo el último remanente del gran dominio que mantuvo el Imperio otomano en Europa hasta el siglo XIX.

La parte asiática, en tanto, comprende la gran península de Anatolia (la antigua Asia Menor), llegando hasta las altas mesetas armenias y persas. Es aquí donde están muchas de las atracciones turísticas como Cappadocia, Antalya o Pamukkale.

Un país diverso

Entre Europa y el Medio Oriente, la sociedad turca ha logrado mezclar exitosamente sus tradiciones y la modernidad. El islam sigue siendo la religión mayoritaria de la población, pero presente de una forma mucho más liberal que en otros países de Oriente Medio (especialmente en las zonas más cercanas a Europa). Esta es una de las razones que convierten a Turquía en un perfecto país para introducirse de a poco en la cultura musulmana.

Todas estas características de Turquía, además de su favorable clima y sus bellezas naturales, la han convertido en un atractivo destino turístico. En los últimos años, el número de turistas ha aumentado exponencialmente. Hoy en día Turquía es uno de los países más visitados del mundo.

La ubicación de Turquía es estratégica para todos los que visitan quieren cruzar de Europa hacia Asia. Muchos viajeros llegan directamente por avión. Es posible conseguir los vuelos más económicos desde la app de Skyscanner o directamente en su web.

Qué lugares visitar

Estambul

Estambul es la ciudad más grande e importante de Turquía. Consta de dos partes, la europea y la asiática, dado que une geográficamente ambos continentes. A lo largo de la historia, esta ciudad ha visto nacer y caer imperios, dejando un legado único tanto en sus monumentales mezquitas como en sus exótico bazares.

Es una ciudad para ver en varios días, dado que su gran tamaño, cantidad y variedad de cosas para ver lo requieren. Entre muchas otras atracciones, visitar el Gran Bazaar, Hagia Sofía, la mezquita azul, el palacio de Topkapi, y la Cisterna Basílica. Pasear por la orilla del Bósforo es indispensable también.

Pamukkale

Pamukkale significa “castillo de algodón” en turco. La razón es simple de entender al ver cualquier foto del lugar. Es una zona natural y al mismo tiempo una famosa atracción turística al sudoeste de Turquía. Justo al lado de la maravilla natural está la antigua ciudad de Hierápolis. Se construyó en lo alto del “castillo blanco”, que en total tiene 2700 metros de longitud y 160 metros de altura. Junto con Hierápolis, Pamukkale, es Patrimonio de la Humanidad desde 1988.

Cappadocia

Cappadocia es otro de los destinos que, desde 1985, fue incluida por la Unesco en la lista del Patrimonio de la Humanidad. Se caracteriza por tener una formación geológica única en el mundo, y por su patrimonio histórico y cultural. Cappadocia hace referencia a toda la región, que abarca partes de las provincias de Kayseri, Aksaray, Niğde y Nevşehir.

En general, la mayoría de los turistas se alojan en las cercanías de Goreme. Sin dudas, es un espectáculo sin igual poder ver los globos aerostáticos al amanecer desde cualquier lugar con buena vista. Sumado a los paisajes naturales únicos en el mundo, es uno de los paisajes más increíbles que hemos visto en la vida.

Ciudades subterráneas

La ubicación de Capadocia la hizo encrucijada de rutas comerciales durante siglos, como también objeto de continuas invasiones. Los habitantes de la región construyeron refugios subterráneos (ejemplos que pueden ser visitados son las ciudades de Kaymaklı y Derinkuyu), donde ciudades enteras podían refugiarse en el subsuelo y subsistir durante muchos meses sin arriesgarse al exterior.

Estas ciudades subterráneas estaban construidas en varios niveles (la ciudad de Kaymaklı tiene nueve niveles subterráneos, aunque solamente cuatro están abiertos al turismo: el resto están reservados para la investigación arqueológica y antropológica).

Estaban equipadas con respiraderos, caballerizas, panaderías, pozos de agua y lo necesario para albergar poblaciones que podían llegar hasta 20 000 habitantes. Cuando estas ciudades subterráneas fueron usadas durante el cristianismo bizantino, algunas cámaras fueron adaptadas como templos y decoradas con iconografías en las paredes.

Éfeso

Éfeso fue una de las doce ciudades jónicas a orillas del mar Egeo. Fue un importante centro religioso, cultural y comercial. Actualmente sus ruinas constituyen una atracción turística importante. Es un lugar con muchísima historia que vale la pena visitar.

Antalya

Antalya es una ciudad que da a la costa mediterránea de Turquía. Actualmente es uno de los destinos de verano más populares del país. Con un excelente clima, es un destino perfecto para todos los que quieran algo de playa, sumado a la cultura e historia de la región.

Otros destinos

Turquía es un país enorme. Se pueden visitar muchísimas ciudades interesantes. Bodrum, por ejemplo, es popular por un bello castillo. Izmir (Esmirna) es otro destino con cantidad de ruinas romanas. Fethiye es perfecto para ver en verano. Menos popular, pero aún interesante, es Ankara, la capital de Turquía.

Dónde dormir

Como cualquier país muy turístico, las opciones para alojarse en Turquía son muchísimas. Siempre que se pueda hacer couchsurfing es una buena idea para conocer gente local y ahorrar en alojamiento. A nosotros también nos sirvió alojarnos en casas de locales, por un precio muchísimo menor al de hoteles, mediante Airbnb. Aquí les dejo mi descuento para que les salga más económico, como así también una pequeña guía de cómo y por qué usarlo.  

Los hostels son de buena calidad en general, con precios razonables en algunos casos. Si queremos una experiencia algo más cómoda y lujosa, la mayoría de las cadenas hoteleras de primer nivel internacional están presentes en Estambul y otros de los destinos más visitados.

Seguridad

En general, Turquía es un país seguro, aunque los turistas pueden encontrar algún problema de hurto en grandes aglomeraciones (por ejemplo, el Gran Bazar o la plaza Taksim) Las precauciones básicas siempre aplican: ser prudentes con los objetos de valor, como cámaras, celulares o laptops. Recomiendo no dejar dinero en efectivo dentro de la habitación del alojamiento.

Hay barrios de Estambul no tan bonitos para caminar de noche. Evitar callejones y zonas con poca luz. Aplicar el criterio lógico y no deberían haber problemas, salvo que se tenga mucha mala suerte. Hay que tener cuidado con los robos especialmente en terminales de bus o tren.

Atentados y terrorismo

En los últimos años, el conflicto kurdo, la guerra civil en la vecina Siria y la aparición del Estado Islámico han elevado los niveles de alerta interna en Turquía. Varios atentados terroristas han impactado grandes ciudades como Ankara y Estambul, algunas veces dirigidos a turistas. Sin embargo, el peligro es muy bajo para turistas y no debería ser motivo de no visitar Turquía.

Estos atentados han sido situaciones puntuales hasta la fecha, pero en cualquier caso, se solicita que los turistas estén atentos en todo momento, eviten concentraciones políticas, porten su pasaporte en todo momento y sigan las instrucciones del personal de seguridad. Sobre todo, se recomienda no viajar al sector sudeste del país, especialmente a lo largo de la frontera de Siria.

Salud

Como la mayoría de Europa, Turquía no presenta grandes peligros a la salud. No hay enfermedades endémicas y es difícil tener problemas en general, ya sea por alimentos en mal estado o por alguna enfermedad contagiosa. Sin embargo, siempre hay que ser prudentes. Recomiendo también leer este artículo sobre las vacunas para viajeros.

Seguro de viaje

¡Contraten seguro! Incluso si el viaje a priori parece un viaje corto, a un lugar que no presenta demasiado peligro, siempre es sabio tener un seguro de viaje que cubra cualquier eventualidad. Si no necesitamos usarlo después, mejor… pero arriesgarnos a no estar cubiertos ante algún problema grave de salud, algún robo, pérdida de valijas o similares, y tener que pagar miles de dólares de nuestro bolsillo, no suena como algo divertido para nadie.

Incluso si viajan de la forma más económica posible, creo que hay otras formas mejores de ahorrar (como en comida, transporte y alojamiento). De hecho, muchos países piden como requisito de ingreso tener un seguro de viaje (aunque, en la práctica, casi nunca lo piden). Entre todos los seguros de viaje que he investigado, el más popular, que responde siempre y es completamente internacional es  World Nomads, pero pueden elegir el que más les guste.

Tengan en cuenta también que muchas tarjetas de crédito internacionales, especialmente gold, platinum y black, cuentan automáticamente con seguros de viaje sin necesidad siquiera de darlo de alta. Son automáticos, tienen una cobertura decente y para la mayoría de los viajeros alcanza. ¡Averiguen antes de comenzar a viajar!

Cómo moverse

Turquía cuenta con amplias posibilidades para moverse, desde trenes (en las zonas conectadas), buses urbanos e interurbanos, aviones e incluso barcos para las zonas a las que es posible llegar. En general todos los servicios son de buena calidad por lo que recomiendo sacar el más económico (que suelen ser los buses, salvo para distancias muy largas que a veces los vuelos low cost pueden ser sorpresivamente económicos).

Es importante tener en cuenta que las distancias son bastante grandes entre los principales puntos turísticos, dado que Turquía es enorme. En mi caso, fue más económico sacar un vuelo low cost desde Estambul a Kayseri (para ir a Cappadocia) que tomar un bus que tardaba una eternidad en llegar. Es posible buscar estos vuelos low cost desde la app de Skyscanner o directamente en su página web.

Cuándo viajar

Turquía es visitable durante todo el año. Los meses de invierno son más frescos y tienen muchas menos horas de sol, haciendo que la experiencia en general sea menos disfrutable. La temporada alta son los meses de Julio y Agosto, en pleno verano, cuando también el país goza del clima más cálido.

Salvo que tengamos pensado disfrutar extensamente de las playas del país, es totalmente viable ir en primavera u otoño. El clima suele ser excelente, y los precios de todo, al ser temporada baja, son menores. También es ideal ir fuera de temporada para evitar las esperas para entrar a lugares turísticos, o tener cientos de personas en cada lugar que uno no puede ni sacar una foto tranquilo.

Zonas costeras

Las zonas costeras del país cuentan con un clima templado, que se hace mucho más mediterráneo en las zonas del Egeo. Allí, el verano es seco y caluroso y el invierno, algo frío y lluvioso. La costa del mar Negro tiene características más oceánicas; el invierno es algo más helado y las lluvias son permanentes durante todo el año, siendo la zona más húmeda del país.

En ambas zonas es normal la presencia de algunos días con nieve, pero son puntuales y la nieve suele derretirse rápidamente. La costa sur, en tanto, es más calurosa en verano. El frío invernal es menos intenso y las precipitaciones son algo mayores. Mientras en Estambul las temperaturas varían entre los 19℃ y 28℃ en verano, en Antalya puede alcanzar los 35℃. En invierno, en cambio la temperatura en Estambul varía entre los 3 y los 9 grados, mientras en Antalya va entre los 6℃ y 15℃.

Interior del país

El interior del país es mucho más extremo en cuanto a temperaturas y más seco. Las temperaturas tienen una alta oscilación diaria y el frío del invierno puede llegar a algunos grados bajo cero. Ankara, la capital, puede tener temperaturas en verano que llegan a los 28℃, pero bajar a los -7℃ en invierno.

A medida que uno va al este y la altitud aumenta, el frío se hace más extremo. La nieve suele acumularse durante varios días, lo que lo hace especialmente atractivo para los interesados en los deportes invernales. Erzurum, la principal ciudad, puede enfrentar días con temperaturas bajo los -15℃ en invierno.

Por el contrario, la región del sudeste presenta las temperaturas más altas del país, especialmente durante el verano. Algunas ciudades enfrentan máximas que superan los 39℃. La región es muy árida y las pocas precipitaciones que ocurren se concentran en los días de invierno.

Requisitos de entrada

Aunque Turquía tiene una política migratoria relativamente flexible para los turistas, algunos países de la Unión Europea (incluyendo España) y Estados Unidos requieren de visa. Otros países, en cambio, que no requieren de dicho documento (como Argentina). Es importante antes de viajar verificar si necesitamos visa o no.

Al llegar a Turquía pueden pedir acreditación de dinero para probar que podemos costear el viaje, como así también tener un pasaje de salida del país. Es útil también tener hotel o alojamiento reservado para mostrar. A pesar de que en general no lo piden, también es recomendable contar con un seguro de viaje activo.

Costos

Turquía es un país con una moneda volátil. Por ejemplo en 2018, la lira turca se depreció de forma tal que el país se volvió muy barato para los turistas. A pesar de no ser un destino de los más baratos del mundo, se volvió muy atractivo para los que dudaban visitarlo por temas de costos. Si uno mantiene un presupuesto acotado, es un país que puede ser relativamente económico.

La situación económica varía permanentemente, por lo que es bueno investigar un poco justo antes de viajar. Intentando ahorrar en alojamiento y comida se puede recorrer Turquía a precios razonables. Siempre es recomendable cocinar, alojarse gratuitamente por couchsurfing, o usar Airbnb para conseguir mucho mejores precios en habitaciones de casas que los que podemos encontrar en la mayoría de los hoteles.

Dinero

La moneda oficial es la lira turca (TRY), que reemplazó a la antigua lira en 2009. Con el fin de diferenciarla de la antigua moneda, la actual a veces es llamada “nueva lira” (yeni lira, abreviada YTL). Existen monedas de 5, 10, 25 y 50 kuruşes, además de una de 1 lira, mientras hay billetes de 5, 10, 20, 50, 100 y 200 liras. Aunque la moneda de 1 kuruş es de curso legal, su uso está muy limitado, por lo que en general se redondea a los 5 kuruşes.

Es fácil de cambiar si llevamos euros o dólares, por lo que en lo posible recomiendo llevar dinero en efectivo (en moneda dura), o retirar en cualquier cajero ATM local. Las tarjetas de crédito son comunes y casi todos los comercios las aceptan. Existen varias casas de cambio en las ciudades grandes. Pueden también cambiar divisas en bancos, pero suele no ser conveniente; el costo es alto y suelen estar saturados de gente.

Recomiendo cambiar en las cercanías del Gran Bazaar en Estambul que es donde conseguimos los mejores cambios. De paso, al visitar los mercados y bazares de Turquía, tengan en cuenta que el regateo es fundamental y prácticamente obligatorio. Con excepción de supermercados y tiendas pertenecientes a cadenas internacionales, siempre se puede regatear. No sólo se recomienda sino que, de no hacerlo, podemos pagar precios por encima del doble de su costo real.

Internet

Internet en Turquía es relativamente rápido y accesible. Hay wifi en casi todos los restaurantes y hoteles, con buena velocidad general. Incluso en muchos lugares públicos hay conexión wifi libre. Con una tarjeta SIM local con datos, podemos aprovechar el 4g a un precio razonable. La conexión es buena, rápida, confiable y cubre casi todo el país.

TAGS
2 Comments
  1. Avatar
    Responder

    Victor

    04/01/2019

    Excelentes publicaciones!

    • Avatar
      Responder

      Nicolás Ierino

      04/01/2019

      Muchas gracias Víctor! De a poco iremos cubriendo todos los países que hemos visitado 😀

LEAVE A COMMENT

Nico y Lau
Buenos Aires, Argentina

Somos Nicolás y Laura, dos almas libres. Decidimos dejar la vida cómoda siendo profesionales trabajando en Buenos Aires por una vida de viajes y descubrimiento constante. Ya hemos visitado 64 países en el camino. Nos gustaría que ustedes puedan hacerlo también a través de nuestras fotos e historias. ¡Bienvenidos a nuestra Vida de Viajes!

Deja tu e-mail

Ingresá tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Categorías
Descuentos de Airbnb

Descuentos de Booking

Vuelos en Skyscanner