Stari Most Mostar Bosnia
Bosnia

Mostar, un imperdible que ver en Bosnia

on
09/01/2019

Mostar es parte de Bosnia-Herzegovina, un país tan hermoso como complejo. Comúnmente sólo llamado Bosnia, es un país relativamente nuevo pero con mucha historia, obteniendo su independencia en 1992.

Al desintegrarse Yugoslavia en 1991, se formaron varias repúblicas, y Bosnia fue una de ellas. El proceso fue bastante doloroso, y la Guerra de Bosnia dejó muchas cicatrices en el país.

Mostar es la ciudad más importante de Herzegovina, la quinta más grande del país. Mostar recibe el nombre de su famoso puente, el Stari Most (‘Puente Viejo’) y por los guardianes que cobraban el pasaje llamados mostari. 

De mayoría musulmana, es una rareza en Europa. La historia del país, con gran influencia cultural legada de cuando formó parte del Imperio Otomano, da forma al país que vemos actualmente. De hecho, muchas construcciones nos recordaron a nuestra visita a Turquía.

La belleza de Mostar

Qué ver en Mostar

Sin dudas, la postal más característica y lo que más llama la atención es el famoso puente que da nombre a la ciudad. Stari Most es bellísimo y verlo ya vale la pena la visita. Además de esto, Mostar tiene mucho más para ofrecer a cualquier viajero dada su rica historia.

La construcción de origen islámico se mantuvo en pie durante 427 años, hasta que el 9 de noviembre de 1993 fue destruido por las fuerzas militares croatas durante de la Guerra de los Balcanes.

Al terminar el conflicto, un comité internacional dirigido por la UNESCO se encargó de la reconstrucción del puente. Siguieron el diseño original y usaron muchos de los materiales y técnicas que se habían empleado originalmente en el s.XVI.

El nuevo puente se inauguró en julio de 2004 y un año después fue declarado Patrimonio de la Humanidad junto con el resto del casco histórico de Mostar.

Además del puente, es posible ver las secuelas de la guerra de independencia del país en muchas de sus construcciones. Caminar por sus calles y ver los orificios de balas por todos lados es impresionante.

Stari Most, imperdible en Mostar

Centro histórico y mezquitas

Tanto Mostar como toda la región está repleta de mezquitas y construcciones heredadas de su pasado otomano. Una de las más conocidas y bellas es la Mezquita Karadjoz-Bey, construida originalmente por Mimar Sinan en 1557.

Como tantos otros edificios del país, tuvo que ser reconstruida casi por completo tras la guerra. También recomendable visitar la Mezquita Koski Mehmed Pasha, construida en 1618 y localizada muy cerca del puente.

El centro histórico de Mostar aún muestra muchas marcas de guerra. Pese que a muchos fueron reconstruidos, derrumbados o remodelados, otros se mantienen en ruinas o presentan cicatrices de su sangriento pasado.

La idea fue conservarlos en ese estado a propósito, para recordarles a las nuevas generaciones lo que sucedió y buscando que no se vuelva a repetir. Alguno de los edificios más emblemáticos son la Sniper Tower (usada por francotiradores de ambos bandos) o el Hotel Neretva (también conocido como Palacio de Tito).

¿Cuándo ir?

Bosnia tiene un clima mediterráneo con dos características particulares: no es un destino costero, por lo que los inviernos son frescos y los veranos calurosos.

Presenta estaciones marcadas, con una oscilación anual bastante elevada, de unos 20 ºC en el caso de Mostar. Llueve mucho, y cuenta con únicamente dos meses secos en verano.

En Mostar, situada en el valle del Neretva, el mes más frío es enero, con un promedio de 6 °C, y el mes más cálido es julio, con un promedio de 26 °C. La estación seca es de junio a septiembre y aún así presenta precipitaciones. El resto del año es húmedo y suave. Es un destino visitable durante todo el año.

La diversidad cultural en Bosnia

¿Cómo ir?

Muchos visitantes van a Mostar desde Croacia, especialmente desde la turística Dubrovnik o desde Split. La distancia no es tanta, y hay tanto transporte como excursiones del día.

También se puede alquilar auto, que es aún más cómodo y bastante económico si son varias personas. Es posible ir y volver en el día sin problemas.

Mostar cuenta con aeropuerto propio pero la cantidad de vuelos que llegan son muy pocos. Aún así, a veces es posible encontrar vuelos económicos que nos dejan directamente aquí.

En su defecto, hay que buscar a Dubrovnik o a Split e ir desde allí. Es posible conseguir los vuelos más baratos desde la app de Skyscanner o directamente en su web.

¿Dónde dormir?

Como cualquier lugar que sea turístico, las opciones para alojarse en Mostar son muchísimas. Siempre que se pueda hacer couchsurfing es una buena idea para conocer gente y ahorrar en alojamiento. Mostar es una ciudad pequeña y no tiene muchos host.

Nosotros no pasamos la noche, pero vimos que hay casas de locales por buen precio en Airbnb. Aquí les dejo mi descuento para que les salga más económico, como así también una pequeña guía de cómo y por qué usarlo.  

Otra excelente opción para encontrar alojamientos es Booking, para el cual también tenemos un descuento. Si quieren ver qué ofertas hay, pueden buscar o desplazarse en el mapa directamente desde aquí.

Booking.com
Vestigios de guerra

¿Recomendarías visitar Mostar?

Sí, sin dudas. Es un destino económico, rico en historia y con paisajes bellísimos. A pesar de su pasado sangriento, la ciudad es turística hoy en día y recibe muchos visitantes. El agregado del pasado otomano y de ser uno de los pocos lugares de Europa donde hay mayoría musulmana lo hacen único.

TAGS

LEAVE A COMMENT

Nico y Lau
Buenos Aires, Argentina

Somos Nicolás y Laura, dos almas libres. Decidimos dejar la vida cómoda siendo profesionales trabajando en Buenos Aires por una vida de viajes y descubrimiento constante. Ya hemos visitado 64 países en el camino. Nos gustaría que ustedes puedan hacerlo también a través de nuestras fotos e historias. ¡Bienvenidos a nuestra Vida de Viajes!

Deja tu e-mail

Ingresá tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Categorías
Descuentos de Airbnb

Vuelos baratos
Alquiler de autos
Seguro de Viaje
Transporte en Europa
Voluntariados