Mónaco
Francia

Que ver en Francia – Guía de viaje completa

on
02/01/2019

Qué ver en Francia, el país más visitado del mundo. La razón principal es que este país tiene casi todo. La arquitectura de Francia es algo maravilloso.

Predominan las obras al estilo romano y las catedrales creadas al estilo gótico, dado que el estilo nació en este país. Recorriendo Francia también nos encontraremos con arquitectura renacentista.

Francia cuenta con una gran cantidad de museos, en los museos de artes podremos encontrar hermosas obras al estilo barroco y rococó. Así que para los apasionados por el arte, Francia es un lugar muy especial.

También tiene una muy rica historia. El país es perfecto para tomar vino y comer quesos. Los amantes de la gastronomía estarán en uno de los mejores lugares del mundo para comer.

La ubicación de Francia es estratégica para todos los que visitan Europa. Muchos viajeros llegan directamente por avión. Es posible conseguir los vuelos más económicos desde la app de Skyscanner o directamente en su web.

Torre Eiffel, imperdible que ver en Francia

Qué ver en Francia

París – Imperdible que ver en Francia

La capital y la ciudad turística más popular en el mundo. Es un clásico destino para quienes conocer sus museos y sentir el romanticismo de sus calles. 

La llamada Ciudad de las Luces es el centro espiritual del país, mezclando historia y modernidad. Más de 12 millones de habitantes viven en París y sus alrededores, formando una comunidad diversa y cosmopolita, siempre viva y activa.

Imperdible recorrer la histórica Catedral de Notre-Dame, subir a la Torre Eiffel para tener una increíble vista, y perderse dentro del museo más importante del mundo, el Louvre.

En sus alrededores, Versalles destaca por el más fastuoso palacio del Antiguo Régimen, y uno de los más bellos e icónicos del planeta.

Costa Azul – Hermosos paisajes que ver en Francia

El clima templado y los días soleados han convertido a la costa mediterránea en una de las más concurridas de toda Francia. Sobre la Costa Azul destacan diversos balnearios que atraen a millonarios de todo el mundo como Niza, Saint-Tropez, Cannes y su famoso festival de cine o el principado de Mónaco. 

Marsella

Marsella es la segunda ciudad más grande de Francia tras París. Se encuentra en una ensenada en la Costa Azul. Forma parte de un gran área urbana formada por la conurbación de Marsella, Aix en Provence y numerosas localidades menores.

Es una ciudad portuaria importante, que destaca turísticamente por su puerto viejo, sus barrios y la orografía que permite hermosas vistas desde muchos puntos de la ciudad. Qué ver en Marsella es una pregunta que nos da muchas opciones si dedicamos el tiempo necesario a hacerlo.

Durante mucho tiempo fue el principal puerto que conectaba con las colonias francesas, en especial en África, siendo muy interesante la fuerte influencia que África y el colonialismo han tenido sobre Marsella. Es la capital del Sur, con fuerte acento norteafricano, y capital de la Provenza.

Niza

Niza destaca por su belleza. Playas arboladas con palmeras, edificios de la Belle Époque, incontables museos y una animada vida nocturna atraen a turistas de cualquier edad durante todo el año.

Niza encandiló a la aristocracia adinerada, aunque una visita a la urbe durante su famoso y colorista carnaval basta para comprobar hasta qué punto en la actualidad habita una población variopinta. En Niza vimos uno de los mejores atardeceres de los que tengamos recuerdo.

Atardeceres en la Costa Azul

Mónaco

La mayoría de los visitantes en Niza aprovechan para ir a Mónaco. Técnicamente otro país, es uno de los más pequeños del mundo. Famoso por su Casino, al que llegan continuamente millonarios manejando autos de lujo. Aún más famosa es por el Gran Premio de Fórmula 1 que se recorre sus calles, época en la cual el país se llena y los costos, de por sí altísimos, se van por las nubes. El principado de Mónaco está situado a sólo 25 km al este de Niza.

Otros destinos de la Costa Azul

Por esta zona también podemos visitar Cannes, famosa por su festival internacional de Cine. Está situado a 40 km al suroeste de Niza. Otro destino muy popular, y exclusivo, es Saint Tropez. Muchas playas y lugares increíbles por ver.

Carcassonne

La ciudad es conocida por su ciudadela amurallada, un conjunto arquitectónico medieval restaurado por Eugène Viollet-le-Duc en el siglo XIX, y declarada en 1997 Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Esta vista es razón suficiente para su visita.

Carcassone, importante que ver en Francia

Bordeaux

Construida en un meandro del río Garona, la ciudad es un importante puerto desde tiempos de los romanos. Durante siglos ha sido centro del comercio europeo. Actualmente conserva escasos vestigios de los romanos, francos, ingleses o de guerras de religión que marcaron su pasado.

Esta ciudad es una extensa urbe industrial y marítima ubicada alrededor de un noble barrio del siglo XVIII. A orillas del río, Burdeos ofrece una larga hilera de elegantes fachadas clásicas, construidas originalmente para tapar los tugurios medievales de la antigüedad. Ejemplos de su grandeza son la Esplanada des Quinconces, el Grand Theatre y la Place de la Bourse.

Bordeaux posee una ley urbanística que impide construir en determinadas zonas para preservar la belleza paisajística de la ciudad. Una mirada a la ciudad iluminada desde el puente no tiene precio. Parece estancada en el siglo XVII más o menos.

Cerca de Burdeos, en Midi-Pyrénées, encontramos Rocamadour. Es un enclave religioso en el que aparte de gozar de una arquitectura única, donde las casas parece estar escalando los riscos, podemos disfrutar de una bellísima ruta por sus calles medievales.

Alsacia

Ubicada en la zona este de Francia, esta región que hace frontera con Alemania y Suiza es a día de hoy una de las regiones más bonitas del país.
El centro de la ciudad antigua, bien conservada, alberga varios edificios de estilo gótico alemán y primer Renacimiento, así como antiguas iglesias, entre las cuales la Colegiata de San Martín (del siglo XIII) es la mayor y más notable. Entre su rico patrimonio cultural también destacan el ex-convento de los Dominicos, el Teatro Municipal, los canales de la “Pequeña Venecia” y varias construcciones que datan de la Edad Media.

Es especialmente popular cuando se acerca la época navideña. Las calles de muchos de sus pueblos son decoradas con sus mejores galas para acercarnos, un poquito más, a una de las épocas más bonitas del año. No en vano cuentan que aquí fue donde nació la tradición del árbol de Navidad.

Normandía

El sector a lo largo del Canal de la Mancha ha visto históricamente una fuerte influencia de las naciones aledañas. Lille, además de sus museos, es famosa por la influencia flamenca en su arquitectura. Esta cercanía también se refleja en los cientos de batallas vividas en la zona.

Quedan como testigos los castillos, fuertes, trincheras y cementerios que cubren la región, donde aún las cicatrices de las dos guerras mundiales siguen visibles. Los fuertes de Mont Sant-Michel en la costa normanda es uno de los sitios más visitados del país, mientras el centro reconstruido de Le Havre fue declarado Patrimonio de la Humanidad.

Otros destinos que ver en Francia

Incontables lugares que ver en Francia. Desde las zonas montañosas cerca de los Alpes, pasando por ciudades bonitas como Toulouse, Perpignan, Lyon, Estrasburgo, o Nantes. Cada lugar tiene lo suyo y, de tener tiempo suficiente, ameritan al menos uno o dos días cada una.

Monaco, a minutos de Niza

Dónde dormir

Como cualquier país europeo que sea turístico, las opciones para alojarse en Francia son muchísimas. Siempre que se pueda hacer couchsurfing es una buena idea para conocer locales y ahorrar en alojamiento.

Sino a nosotros también nos sirvió alojarnos en casas de locales por un precio muchísimo menor mediante Airbnb. Aquí les dejo mi descuento para que les salga más económico, como así también una pequeña guía de cómo y por qué usarlo.  

Los hostels son de buena calidad en general, con precios razonables en algunos casos. Si queremos una experiencia algo más cómoda y lujosa, la mayoría de las cadenas hoteleras de primer nivel internacional están presentes en París, Marsella y otros de los destinos que ver en Francia más visitados.

Seguridad

En general, Francia es un país muy seguro, al mismo standard que otros países de la Unión Europea. Las precauciones básicas siempre aplican: ser prudentes con los objetos de valor, como cámaras, celulares o laptops. Recomiendo no dejar dinero en efectivo dentro de la habitación del alojamiento.

Hay barrios no tan bonitos para caminar de noche. Evitar callejones y zonas con poca luz. Aplicar el criterio lógico y no deberían haber problemas, salvo que se tenga mucha suerte. Francia está entre los países más seguros del mundo para el standard internacional.

Hay que tener cuidado con los robos especialmente en terminales de bus o tren. Es un país en general muy seguro, con abundantes cámaras de vigilancia y con policía educada y dispuesta a ayudar.

Salud

Como la mayoría de Europa, Francia no presenta grandes peligros a la salud. El agua es potable, no hay enfermedades endémicas y es difícil tener problemas en general, ya sea por alimentos en mal estado o por alguna enfermedad contagiosa. Sin embargo, siempre hay que ser prudentes. Recomiendo también leer este artículo sobre las vacunas para viajeros.

Seguro de viaje

¡Contraten seguro! Incluso si el viaje a priori parece un viaje corto, a un lugar que no presenta demasiado peligro, siempre es sabio tener un seguro de viaje que cubra cualquier eventualidad.

Si no necesitamos usarlo después, mejor… pero arriesgarnos a no estar cubiertos ante algún problema grave de salud, algún robo, pérdida de valijas o similares, y tener que pagar miles de dólares de nuestro bolsillo, no suena como algo divertido para nadie.

Incluso si viajan de la forma más económica posible, creo que hay otras formas mejores de ahorrar (como en comida, transporte y alojamiento). De hecho, muchos países piden como requisito de ingreso tener un seguro de viaje (aunque, en la práctica, casi nunca lo piden).

Entre todos los seguros de viaje que he investigado, el más popular, que responde siempre y es completamente internacional es WorldNomads, pero pueden elegir el que más les guste.

Tengan en cuenta también que muchas tarjetas de crédito internacionales, especialmente gold, platinum y black, cuentan automáticamente con seguros de viaje sin necesidad siquiera de darlo de alta. Son automáticos, tienen una cobertura decente y para la mayoría de los viajeros alcanza. ¡Averiguen antes de comenzar a viajar!

Cómo moverse de acuerdo a qué ver en Francia

Francia cuenta con amplias posibilidades para moverse, desde trenes (en las zonas conectadas), buses urbanos e interurbanos, aviones e incluso barcos para las zonas a las que es posible llegar. En general todos los servicios son de buena calidad por lo que recomiendo sacar el más económico (que suelen ser los buses, salvo para distancias muy largas que a veces los vuelos low cost pueden ser sorpresivamente económicos).

Cuándo viajar dependiendo qué ver en Francia

Francia es visitable durante todo el año. La mayoría de la Francia Metropolitana se encuentra en la zona de climas templados. La costa norte y occidental tiene fuertes influencias marítimas, con temperaturas templadas pero mayor humedad y precipitaciones. Hacia el interior, el tiempo se hace más extremo: veranos muy cálidos e inviernos fríos, aunque las lluvias se reducen. 

Los meses de invierno son más frescos y tienen muchas menos horas de sol, haciendo que la experiencia en general sea menos disfrutable. La temporada alta son los meses de Julio y Agosto, en pleno verano, cuando también el país goza del clima más cálido.

Salvo que tengamos pensado disfrutar extensamente de las playas del país, es totalmente viable ir en primavera u otoño. El clima suele ser excelente, y los precios de todo, al ser temporada baja, son menores.

También es ideal ir fuera de temporada para evitar las esperas para entrar a lugares turísticos, o tener cientos de personas en cada lugar que uno no puede ni sacar una foto tranquilo.

Creo que la mejor época para viajar a Francia es en primavera, los meses de Marzo a Junio, donde las temperaturas se mantienen alrededor de los 15ºC y 20ºC, las lluvias son escasas y hay más días de sol que en verano.

Los paisajes de Mónaco

Requisitos de entrada

Si ingresamos desde cualquier país europeo, no hay inconvenientes en entrar. La Unión Europea, o al menos los países dentro del acuerdo Schengen, funcionan como un bloque por lo que se hace migraciones al entrar y salir de la zona, no país por país.

Al llegar a Francia, como muchos países, pueden pedir acreditación de dinero para probar que podemos costear el viaje, como así también tener un pasaje de salida de la Unión Europea.

Es útil también tener hotel o alojamiento reservado para mostrar. A pesar de que en general no lo piden, es técnicamente obligatorio contar con un seguro de viaje activo.

Toda persona que visita Francia necesita para ingresar al país un pasaporte cuya validez mínima debe ser de 3 meses desde el último día de estadía en el país, con algunas excepciones:

  • Ciudadanos de la Unión Europea.
  • Andorra.
  • Liechtenstein.
  • Mónaco.
  • San Marino.
  • Suiza.

En estos casos deberá viajar como turistas con documento nacional de identidad siempre que la estancia sea menor de tres meses. Algo similar ocurre con las visas para los nacionales de:

  • Argentina
  • Bermuda
  • Australia
  • Bolivia
  • Brasil
  • Brunei
  • Bulgaria
  • Canadá
  • Chile
  • Chipre
  • Ciudad del Vaticano
  • Corea
  • Costa Rica
  • Croacia
  • El Salvador
  • Eslovenia
  • Estados Unidos
  • Estonia
  • Guatemala
  • Honduras
  • Hong Kong
  • Hungría
  • Islandia
  • Israel
  • Japón
  • Letonia
  • Lituania
  • Macao
  • Malasia
  • Malta
  • México
  • Nueva Zelanda
  • Nicaragua
  • Noruega
  • Panamá
  • Paraguay
  • Polonia
  • República Checa
  • República Eslovaca
  • Rumania
  • Singapur
  • Uruguay
  • Venezuela

Costos incluyendo todo lo que ver en Francia

Francia es parte de la Unión Europea, precisamente de Europa occidental, por lo que no es uno de los destinos más baratos del mundo. De hecho, está entre los más caros. Aún así, si uno mantiene un presupuesto acotado, es un país que puede ser relativamente económico.

Intentando ahorrar en alojamiento y comida se puede recorrer Francia a precios razonables. Siempre es recomendable cocinar, alojarse gratuitamente por couchsurfing, o usar Airbnb para conseguir mucho mejores precios en habitaciones de casas que los que podemos encontrar en la mayoría de los hoteles.

Atardeceres que ver en Francia

Dinero

En Francia, como muchos otros países de la Unión Europea, usan el euro. Es fácil de cambiar en cualquier país, por lo que en lo posible recomiendo llevar dinero en efectivo, o retirar en cualquier cajero ATM local. Las tarjetas de crédito son comunes y casi todos los comercios las aceptan.

Internet

Internet en Europa es rápido y accesible. Hay wifi en casi todos los restaurantes y hoteles, con buena velocidad general. Incluso en muchos lugares públicos hay conexión wifi libre.

Con una tarjeta SIM europea con datos, podemos aprovechar el 4g sin pagar adicional (dado que ahora el roaming funciona para todo Europa sin costos adicionales). La conexión es buena, rápida, confiable y cubre todo el país.

TAGS

LEAVE A COMMENT

Nico y Lau
Buenos Aires, Argentina

Somos Nicolás y Laura, dos almas libres. Decidimos dejar la vida cómoda siendo profesionales trabajando en Buenos Aires por una vida de viajes y descubrimiento constante. Ya hemos visitado 64 países en el camino. Nos gustaría que ustedes puedan hacerlo también a través de nuestras fotos e historias. ¡Bienvenidos a nuestra Vida de Viajes!

Deja tu e-mail

Ingresá tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Categorías
Descuentos de Airbnb

Vuelos baratos
Alquiler de autos