Praia do Antunes Brasil
Brasil

Playas del Nordeste de Brasil. Cuáles son las mejores.

on
05/08/2018

Salimos de Buenos Aires, volamos a Recife en búsqueda de las mejores playas del Nordeste de Brasil. Conseguimos un vuelo low cost a excelente precio en Skyscanner mediante Azul Linhas Aéreas. Con sólo una corta escala en Belo Horizonte, llegamos bastante rápido. Arrancamos directamente desde el aeropuerto en auto.

Alquiler del auto para poder ver las mejores playas del Nordeste de Brasil

¿El costo? 9 dólares diarios, un regalo. Con la empresa Foco a la cual llegamos desde una de las tantas páginas de alquileres generales de autos (creo que llamada rentalcars). Nos salía más barato movernos en auto, adonde quisiéramos y cuando quisiéramos, que tomar buses y transporte público. Ni lo dudamos.

El auto era el más básico que pudiera existir: un Fiat Palio Fire 1.0 con estrictamente lo básico como para poder circular. Sin aire acondicionado ni dirección hidráulica.

Ni hablar de levanta vidrios eléctricos o demás “lujos”. El cambio por un auto con aire ya costaba más del doble de lo que habíamos pagado. Claramente nos la bancamos así (y no nos arrepentimos). Realmente no lo sufrimos en lo absoluto.

Tampoco usamos ningún tipo de seguro (carísimo) ni alquilamos GPS. Ya teníamos precargados los mapas en google maps y usamos el navegador sin consumir datos.

Nuevamente, el día de GPS costaba aproximadamente lo mismo que el auto (un sinsentido total). En definitiva, nos limitamos a responder que no a cualquier adicional que nos ofrecieran (lo cual hicieron insistentemente en más de una ocasión).

Alojamientos en las mejores playas del Nordeste de Brasil

Los alojamientos, los sacamos todos por Airbnb. En promedio gastamos entre USD 10 y 20 entre ambos por noche. Todo en habitaciones privadas en casas de familia. De hecho, ni siquiera eso terminamos pagando dado que usamos cupones de Airbnb para pagar los alojamientos.

¿Cómo? En este link se pueden registrar. Automáticamente reciben un descuento al momento de hacer su primera reserva. ¡Súper fácil y efectivo! Realmente nos hizo ahorrar un montón.

Otra excelente idea para viajar y visitar las mejores playas del Nordeste de Brasil es hacer un voluntariado. En esta guía recopilamos los diez mejores voluntariados en la zona para poder obtener alojamiento y comidas a cambio de unas horas de trabajo diario.

Recife

Comenzamos recorriendo Recife, y tal cual suponíamos, quisimos huir de ahí de inmediato. Es una ciudad relativamente grande y caótica, que no tiene mucho para ofrecer. Fuimos a las playas de Boa Viagem y estaban pasables.

Nada destacable realmente. Menos mal que teníamos el auto para movernos porque haber tardado más de una hora en transporte público para ir a esas playas, y después ver el resto de las playas que nos tocó conocer en otros destinos de la zona, hubiera sido bastante decepcionante.

Recife tiene muchos edificios pero es bastante humilde en general. A pesar de que no tuvimos ningún problema y la gente nos trató muy bien, a simple vista parecía bastante inseguro. Nos alojamos cerca del aeropuerto en un barrio tranquilo.

Las ventanas tenían rejas hasta el tercer o cuarto piso, al punto tal de que parecían más una prisión que un edificio de viviendas. Por suerte pasamos sólo la primera noche ahí. Conocimos poco y partimos al día siguiente a primera hora hacia nuestro primer destino planeado.

Porto de Galinhas

Apenas llegamos, ya nos dimos cuenta que Porto de Galinhas no tenía nada que ver con Recife. Muchísimo más pequeño, pero con el movimiento justo como para no aburrirse. Estas hermosas playas de la región de Pernambuco tienen un poco de todo.

La pequeña ciudad tiene vida nocturna. Sus calles que de noche se vuelven peatonales y a partir de las cinco o seis de la tarde se empiezan a llenar de turistas. La gente poco a poco comienza a recorrerlas en busca de lugares donde comprar recuerdos o ver dónde cenar.

Dado que nosotros llegamos en auto, nos pareció muy práctica la forma en la que está distribuida la ciudad. El lugar tiene grandes plazas rodeadas de pequeñas manzanas de casas bajas. Podíamos dejar el auto en la plaza a metros de donde nos estábamos alojando.

Las playas tienen un agua turquesa increíble, y la zona de las piscinas naturales es realmente disfrutable. Están muy cerca de donde está el cartel de Porto de Galinhas en el que mucha gente se saca fotos. Pocas olas, hermosa agua y muchos barquitos de fondo para sacar fotos increíbles mientras se disfruta el sol y la arena como se debe.

Caminamos todas las playas de punta a punta, pasando hacia el norte por Praia do Cupe hasta Praia do Muro Alto. Después para el sur hasta Maracaipe, playas menos “piscina natural” y con más olas. Incluso fuimos con el auto hasta Serrambí, también en Ipojuca. El lugar tiene playas bonitas y súper tranquilas, aunque no tenían nada que no hubiéramos visto hasta el momento.

Praia dos Carneiros

Desde Porto de Galinhas fuimos a Praia dos Carneiros a primera hora de la mañana. Teníamos muy buenas referencias, y para pasar el día de camino a Maragogi era ideal.

El único detalle: las playas son privadas. A pesar de que pagamos sólo 10 reales cada uno y el día estaba bastante gris, realmente se notaba claramente que las playas eran totalmente paradisíacas. Ideales para la gente de la movida “all inclusive”.

Muchas cosas para hacer (pagas), como paseos en lancha, kayak, mesas con sombrillas donde tomar tragos o comer. Anotaban todo lo que consumías hasta el final del día y se pagaba al salir.

En nuestro caso, nos limitamos a caminar y recorrer la zona. Así llegamos caminando hasta donde muchos otros llegan con lancha, como por ejemplo la pequeña y pintoresca iglesia donde tomamos unas fotos.

Maragogi

Partimos hacia Maragogi con la vara bastante alta para superarla, pero sabíamos que iba a ser muy bonito también. No nos defraudó.

Las playas del estado de Alagoas tienen la fama de ser conocidas como “el caribe brasileño”. Realmente hacen honor a su nombre.

Las playas de Maragogi son amplias y tranquilas, y el centro desde donde se pueden hacer excursiones para conocer Galés de Maragogi que tiene fotos increíbles.

Dado que estábamos con un presupuesto acotado, y que tampoco estábamos sobrados de tiempo, decidimos ir a las playas de la zona. Por suerte contábamos con el auto para poder hacerlo.

Ponta do Mangue y Praia do Antunes – Entre las mejores playas del Nordeste de Brasil

Conocimos las playas de Ponta do Mangue y Praia do Antunes, ambas una belleza y de lo mejor que vimos en Brasil, sin dudas. Agua transparente y cálida, arena fina y sin conchillas, y palmeras por todos lados. El paisaje realmente le daba un toque muy interesante a estas playas donde la pasamos increíble.

Las fotos hablan por sí solas. Una vez que paseamos lo suficiente, salimos con destino al norte, con rumbo a Pipa. El viaje más largo que tuvimos dado que teníamos que hacer todo el recorrido de nuevo hasta Recife y continuar mucho más al norte para llegar a Pipa.

Decidimos que hacer todo el camino sin parar era bastante tedioso y elegimos una playa al azar de todas las que había en el camino. De paso podíamos conocer, relajar y aprovechar el día.

Coroa de Aviao

Terminamos en Coroa de Aviao, unas playas súper tranquilas a las cuales llegamos con la marea bajísima. Tan baja que se formaban como pequeños bancos de arena mar adentro a los cuales uno podía llegar caminando después de recorrer cientos de metros con el agua hasta las rodillas.

Nos pareció poco habitual la cantidad de personas que había juntando mejillones. Realmente eran una plaga y daban ganas de llevarse un par de bolsones para preparar a la noche, pero finalmente no lo hicimos.

Coroa de Aviao nos sorprendió para bien y nos hizo darnos cuenta, por enésima vez, la enorme cantidad de playas impopulares pero increíbles que tiene toda la costa brasileña.

Pipa – De las playas del Nordeste de Brasil que más nos gustaron

Finalmente llegamos a Pipa, justo antes que cayera el sol. Ya teníamos pensado qué hacer en Natal y Pipa de antemano. Los caminos son bastante complicados, con poca luz y muchas subidas empinadas que dificultan manejar de noche.

Realmente todo el trayecto valió la pena. Pipa es muy pintoresca, con sus subidas y bajadas, calles adoquinadas, colores y lugares con onda para comer.

Dato no menor es que más o menos la mitad de la gente en Pipa es argentina (algo que casi no habíamos visto en los otros lugares). Claramente de moda entre los argentos, Pipa es un paraíso que vale la pena conocer.

Claramente más turístico que muchas de las playas anteriores que conocimos. Fue uno de los lugares donde probablemente nos hubiéramos quedado unos días más.

Qué ver en Pipa

Recorrimos punta a punta: desde Praia do Amor hasta Praia do Madeiro. Pasando en el camino por la parte de las piscinas naturales de Pipa y Baía dos Golfinhos.

Aquí pudimos ver los populares delfines que dan nombre a la bahía. Incluso nos dimos el lujo de hacer un rato de surf, o al menos, intentarlo.

Toda la zona tiene una onda surfer muy marcada, y sus playas son de las más populares de Brasil para poder hacer surf, tanto principiantes como expertos. También disfrutamos una puesta del sol en Tibau do Sul, muy bonita.

Cuidado con las mareas

El primer día en Pipa entendimos rápidamente por qué todo el mundo presta mucha atención a las mareas. Realmente es un antes y un después lo que es la playa durante marea alta o baja. En marea baja, las playas son amplias y fácilmente alcanzables a pie, sin embargo durante marea alta esto es una tarea titánica.

Tuvimos que recorrer cientos de metros con agua hasta las rodillas por momentos, cruzando cadenas interminables de piedras que para un rato es divertido pero después de más de una hora caminando se tornan bastante molestas.

Incluso para salir de la playa tuvimos que treparnos con algo de ayuda a uno de los bares playeros después de horas sorteando rocas, porque realmente no había otra forma de cruzar. Ténganlo muy en cuenta a la hora de conocer Pipa.

Sibaúma

Nuestro último día fuimos a Sibaúma, que teníamos muy buenas referencias de un guía de la zona que nos cruzamos, especialmente sabiendo que tenía una especie de jacuzzis naturales que tenían toda la onda y valían la pena visitar.

A pesar de que nos tocó un día bastante inestable con lluvias de a ratos, lo disfrutamos mucho y valió la pena totalmente el hecho de haberlos visitado. Se nos acabó la joda y tuvimos que volver a Recife, esta vez sólo para devolver el auto (que por suerte no tuvimos problema alguno) y tomarnos el vuelo de regreso a Buenos Aires.

Playas del Nordeste de Brasil que quedaron pendientes

Nos quedaron dos pendientes, que no estaban tan cerca por lo que no pudimos ir, pero deberían ser de las mejores playas de Brasil junto con las que visitamos: Jericoara y Fernando de Noronha. Quedarán para la próxima.

De todas formas volvimos felices, bronceados a más no poder, habiendo gastado muuuuy poco (incluso menos de lo que hubiéramos gastado en Buenos Aires) y con una cara de alegría de que nos había salido todo tal cual lo esperado, y aún mejor.

TAGS
RELATED POSTS
4 Comments
  1. Avatar
    Responder

    CECILIA

    27/01/2019

    CHICOS ESTOY ENCANTADA CON SU PAGINA. LOS VI EN LA TELE, ME ENCANTA VIAJAR Y AHORA SOLO LO HAGO EN VACACIONES PERO SU SITIO ME GUSTA PORQUE NOS BRINDAN DATOS ÚTILES PARA PLANIFICAR NUESTRO PRÓXIMO DESTINO . FELICITACIONES
    P.D:FOTOS ALUSINANTES

    • Avatar
      Responder

      Nicolás Ierino

      27/01/2019

      Muchas gracias Cecilia! Poco a poco iremos subiendo muchas más cosas. Saludos!

  2. Avatar
    Responder

    Emilia

    14/03/2019

    Hola chicos. Increible el blog.. queria saber si tienen un articulo o datos sobre rio de janeiro ya que iremos unos dias ahi y es la primera vez. Tambien en buzios
    Gracias y sus fotos son perfectas

    • Avatar
      Responder

      Nicolás Ierino

      14/03/2019

      Hola Emilia! Hemos estado pero aún no pudimos escribir sobre eso. Te recomiendo visitar las playas alejadas del centro y no limitarte a las clásicas como Copacabana nada más. Saludos!

LEAVE A COMMENT

Nico y Lau
Buenos Aires, Argentina

Somos Nicolás y Laura, dos almas libres. Decidimos dejar la vida cómoda siendo profesionales trabajando en Buenos Aires por una vida de viajes y descubrimiento constante. Ya hemos visitado 64 países en el camino. Nos gustaría que ustedes puedan hacerlo también a través de nuestras fotos e historias. ¡Bienvenidos a nuestra Vida de Viajes!

Deja tu e-mail

Ingresá tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Categorías
Descuentos de Airbnb

Vuelos baratos
Alquiler de autos
Seguro de Viaje
Transporte en Europa
Voluntariados