Misceláneos

Los vende humo de los viajes que te engañan

on
25/11/2019

Recién ahora que estamos metidos de lleno en el mundo de los bloggers, instagrammers e influencers de viajes nos hemos dado cuenta de la cantidad de gente vende humo que que busca mostrar algo que no es real ante sus seguidores.

Este no es un problema sólo del rubro de viajes: los hay en temas de moda, política, y otros ámbitos también. Vamos por partes…

¿Qué es un vende humo?

La definición es más bien social, a pesar de que hace poco la RAE ha incorporado el término oficialmente. El que “vende humo” es aquel que, basándose en sus dotes verbales y en algunos trucos no muy creíbles, se exhibe ante los demás queriendo demostrar lo que realmente no sabe o no posee.

El “vendedor de humo” es esa persona que hace alarde de conocimientos, talentos, experiencias o riquezas que no puede constatar, razón por la cual es alguien al que no se le debe prestar atención o, al menos, no se le debe creer.

La frase no es un modismo, dado que viene del antiguo Imperio Romano, donde “venditio fumi” se le decía a las “promesas falsas” que se realizaban para obtener un favor de un funcionario público.

De hecho, el emperador Alejandro Severo ya en esa época mandó a un falso vendedor en una hoguera y echarle fuego de leños verdes . La idea era que el humo los ahogase antes que el fuego los calcinara. “Fumo periit, qui fumos vendidit” (al humo perezca quien humo vende).

No ser vende humo

Uso en la actualidad del término vende humo

¡Tranquilo, instagramer! Nadie te va a echar al fuego para que te ahogues con el humo. Sin embargo, siempre es bueno avisarle a la gente de que no deben creer todo lo que ven o leen en redes sociales.

El influencer es denominado así porque es capaz de influenciar a otras personas. Básicamente, marca tendencia y esto es algo de mucho valor para muchas marcas.

Contratar un influencer para una campaña concreta, dando dinero o servicios a cambio de contenidos en redes sociales es algo que vino para quedarse.

¿Pero qué pasa cuando el supuesto influencer realmente no influye a nadie? ¿Y si de esos miles de seguidores sólo una ínfima proporción son seguidores reales?

Los clubes de viajes, emprendedores, inversores forex y otros vende humo

Hay cantidad de gente que intenta vender, y usa las redes sociales para lograr su cometido. Es muy común especialmente entre las empresas de marketing multinivel donde, mediante promesas irrisorias, intentan convencer a otros incautos en ingresar.

Son especialmente comunes los que te invitan a “ser emprendedor”, “sumarte a un club privado con muchos beneficios, “invertir online”, “bitcoin, forex y otras inversiones para ganar dinero sin hacer nada”, “manejar tus tiempos y trabajar desde tu casa”, “deberías estar aquí” y demás variantes que en definitiva se trata de lo mismo.

Si el único fin es reclutar nueva gente. Analícenlo. La gran mayoría de la gente que te quiere vender “cómo volverte millonario invirtiendo” no es millonaria, ni los que te dicen que vas a “viajar por el mundo” dado que ni ellos mismos han viajado demasiado. Es como que la persona que te vende el libro del secreto de la felicidad tenga una vida triste.

Los que muestran una vida que no tienen

Las redes sociales no son solamente un pasatiempo, sino que para muchos es un negocio. Algunos se esfuerzan bastante en aparentar ser exitosos. Se han escuchado casos de gente recurriendo a estrategias absurdas como agregarse en alguna imagen con un paisaje de fondo para simular que han viajado.

Algunos casos un poco menos burdos, han llegado a alquilar un auto y un alojamiento lujoso sólo para hacer una producción de fotos que exprimen a más no poder buscando mostrar su éxito.

No crean todo lo que ven. Cualquier viajero que se precie de serlo, viajará varias veces al año y no reciclará sus fotos del único viaje que hizo hace un tiempo.

Uno no puede decir que vive exclusivamente de ser blogger de viajes si lo único que hace es trabajar en una oficina todo el año, y aprovechar las dos, tres, cuatro semanas de vacaciones al año para viajar.

Los que viajan sin parar desde hace años

Todo los hemos visto, esa gente que afirma que está en la ruta desde hace X años, sin parar. Hay algunos casos donde esta afirmación puede ser cierta. En otras, aunque hay un claro error (involuntario quizá) al decírselo a la gente.

Si estás en viaje constante, en diez años deberías haber recorrido el mundo. ¿Cómo puede ser que hace 10 años que viajas sin parar y sólo recorriste 20 países, o ni siquiera saliste de América? Algo no cierra.

La realidad dice que en general la gente que dice que vive viajando, en verdad está meses y hasta años instalada en un lugar, muchas veces trabajando para poder continuar su viaje.

Una persona que en un año vivió tres meses en Tailandia, después recorrió por dos meses el Sudeste Asiático, volvió seis meses a su país natal a visitar familiares y terminó levantando kiwis en Nueva Zelanda, no vive viajando ininterrumpidamente.

La realidad es que estuvo viviendo en esos lugares y viajó un poco también. Pero de ahí a decir que “vive viajando” es, cuanto menos, exagerado. Estar lejos de casa no significa vivir viajando.

Cualquier persona que se instale unos meses en un lugar, trabaje y sigue recorriendo no está “viviendo viajando”. Evitemos términos incorrectos y no confundamos a la gente.

Los que compran seguidores y likes

¿Alguna vez vieron una cuenta de instagram con más de 10k seguidores pero una interacción por foto que no llega a los 100 likes, y nulos comentarios?

Lo siento por desilusionarlos, pero esa gente compra seguidores. Lamentablemente es común, y lucran con la inexperiencia de la gente que entiende poco de marketing y la única métrica que mira es los seguidores.

Esta es la gente que hace que vivir de ser influencer esté mal visto. Cualquier persona, invirtiendo unos dólares, compra seguidores y pretende que le paguen por algo que no tiene valor. No es rentable para nadie invertir en algo que no llega a gente real. Esos seguidores son bots, son fantasmas.

Siempre que vean un bajo “engagement” por foto, es decir, cuentas con miles de seguidores pero poca actividad, desconfíen. Más temprano que tarde sale a la luz los que tienen seguidores genuinos con respecto a los que tomaron el atajo, el camino fácil, para lograr seguidores.

Lamentablemente esto se está tornando una práctica habitual, especialmente entre los políticos que son los vende humo más grandes de redes sociales.

Conclusiones

Espero que de ahora en más tengas una visión objetiva de que no todo lo que ves en redes sociales es real. Hay muchos vende humo. El uso de programas de edición de fotos, la compra de seguidores, los que te prometen cosas que ni ellos mismos aplican en su vida y otros son comunes en internet, y no deberían convencerte de nada que no sea real.

A largo plazo, el trabajo genuino es lo que termine triunfando. Hay que intentar no caer en este tipo de prácticas cortoplacistas que no hacen más que hacer quedar mal a la gente que las practica. No hay fórmulas mágicas: compartir contenido de calidad, trabajar duro y ser paciente para ver los resultados. De a poco, se llega.

TAGS
RELATED POSTS

LEAVE A COMMENT

Nico y Lau
Buenos Aires, Argentina

Somos Nicolás y Laura, dos almas libres. Decidimos dejar la vida cómoda siendo profesionales trabajando en Buenos Aires por una vida de viajes y descubrimiento constante. Ya hemos visitado 74 países en el camino. Nos gustaría que ustedes puedan hacerlo también a través de nuestras fotos e historias. ¡Bienvenidos a nuestra Vida de Viajes!

Deja tu e-mail

Ingresá tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Categorías
Descuentos de Airbnb

Vuelos baratos
Alquiler de autos