Crucero por el Caribe
América Central y Caribe

Crucero por el Caribe – México, Belice y Honduras

on
22/05/2020

En Marzo tuvimos la posibilidad de viajar a Miami para subirnos a un crucero por el Caribe gracias a inCruises. Puntualmente, el barco Norwegian Pearl. Dado que hace menos de un año habíamos visitado los parques de Disney y Universal en Orlando, como así también vivido una excelente experiencia en los parques de Seaworld.

Después de unos días recorriendo Florida, arrancó nuestra experiencia y subimos al barco a fin de poder recorrer México, Belice y Honduras.

Llegada al puerto

Llegamos al puerto de Miami, y descubrimos que era un lugar realmente grande. Afortunadamente nos alcanzaron hasta ahí, y pudimos buscar arriba del auto específicamente cuál era nuestro barco para poder ingresar y vivir la experiencia del crucero por el Caribe.

A pesar de que pensamos que llegaríamos con el tiempo justo, fue bastante rápido todo el proceso y cuando nos dimos cuenta ya estábamos dentro del Norwegian Pearl.

Entregamos los equipajes fuera del puerto, a un empleado que se identificó. No recibimos recibo ni nada parecido, por lo que por momentos desconfiamos de que efectivamente las valijas llegaran a nosotros dentro del crucero.

Evidentemente así es el proceso, por lo que quédense tranquilos. Eventualmente, varias horas después, llegará a la puerta de su camarote. Entren preparados para pasar unas horas conociendo el barco hasta que la habitación esté lista, y calculen que hasta que termine la tarde probablemente no tengan acceso a los equipajes.

Mahahual Costa Maya

Cómo es un crucero por el Caribe

El Norwegian Pearl es un barco gigante de 13 pisos (aunque los 4 de abajo no son de acceso para los huéspedes) y aún así, es más pequeño que otros que hemos visto. A pesar de que nos pareció increíblemente lujoso, no está entre los barcos aún más premium (que consecuentemente también son más caros).

La cantidad de cosas para hacer en un crucero por el Caribe como este, al principio, abruma. Algunas de las cosas que podemos encontrar incluyen varios restaurantes temáticos, bares, karaoke, bowling, un salón con arcades y videojuegos, piletas e hidromasaje, y mucho más.

Con el paso de los días, la novedad pasa a un segundo plano. Especialmente si contamos con un presupuesto acotado: algunas de las actividades, restaurantes, bebidas y otros se pagan adicional. Aún así, sin contratar nada, es difícil aburrirse.

El staff realmente es extremadamente amigable y en todo momento preocupado porque la experiencia sea increíble. Por momentos nos recordó a los empleados de los parques de Disney. Todo lo que se viva allí tiene que ser mágico y perfecto, y lo logran.

La tarjeta personal

Antes de subir a este crucero por el Caribe, nos darán una tarjeta personal que cuenta con muchas funciones. La primera, y más práctica, es identificarnos como pasajeros del crucero a fin de entrar o salir del mismo. Dentro del crucero también es la que nos permite acceder a cualquiera de sus servicios.

Dado que la tarjeta es la forma que tienen de identificarnos para cobrarnos, es en base a la misma a la cual le imputarán los gastos dentro del crucero. Al finalizar el viaje, y tener que dejar el barco, se paga el número final de todos los consumos.

Por esta razón es que la misma suele ir atada a la tarjeta de crédito del huésped, a fin de que automáticamente se le cobre al final del recorrido. A pesar de que a fines prácticos es lo más lógico, nosotros decidimos informar como efectivo (cash) la forma en la que pagaríamos nuestros consumos en el crucero.

Optamos, a su vez, en no dejar un monto como depósito desde donde descontaran gastos futuros, a pesar de la insistencia de Norwegian que, orientada al mercado estadounidense, no entendía por qué no ahorrábamos tiempo y simplificábamos todo a fin de no tener que perder tiempo antes de salir del barco.

Sin consumos, no hace falta asociar ninguna tarjeta de crédito, ni depósito. Si quieren cobrarnos, pagamos en efectivo al bajar del barco, por lo que si efectivamente no gastamos nada, tampoco perderemos tiempo al bajar. De esta forma tenemos control total sobre nuestros consumos no incluidos.

Crucero por el Caribe

Qué está incluido, y qué es adicional

Una de las preguntas que teníamos antes de subir al barco era si era posible pasar todos los días de la experiencia sin incurrir en gastos adicionales. La realidad es que sí: es totalmente viable vivir la experiencia de crucero por el Caribe sin gastar en absolutamente nada adicional.

Sin embargo, no es la idea. Especialmente no es la idea de la empresa de cruceros, dado que de estos adicionales es de donde obtienen los mayores ingresos. Lo que más vimos fue a los turistas consumir alcohol, en todo momento.

Todas las bebidas alcohólicas tienen un costo adicional, y no es posible ingresarlas de afuera (al menos no sin pagar un costo de descorche, haciéndolo caro y poco práctico).

Las excursiones fuera del barco, lógicamente, también tienen un costo adicional. El mismo es mucho más alto que contratarlo por fuera, o una vez fuera del barco. Recomendamos que, a fin de ahorrar, hagan todo al llegar a cada destino, aunque claramente es más fácil y práctico hacerlo con el crucero.

Lo incluido en este crucero por el Caribe

En este crucero por el Caribe había un gran restaurante buffet donde desayunar, o comer en cualquier horario, todo totalmente incluido. Variado, abundante, de excelente calidad. Solo con ese lugar debería ser más que suficiente. Aún así, también hay varios restaurantes temáticos donde ir sin costo adicional. Para beber, agua o jugos.

Lógicamente, las piletas e hidromasajes son gratuitos. Se tiene acceso a una toalla por huésped sin cargo (hay que devolverla). Incontables actividades como clases de baile, shows en vivo de música y el teatro también se incluyen sin cargo.

Crucero por el Caribe - casino

Lo no incluido

Las bebidas alcohólicas y otras bebidas específicas no están incluidas. Los vinos de los restaurantes gratuitos se pagan adicional. Cualquier descorche de bebida alcohólica que ingresemos en el barco también tiene un costo. Los videojuegos tampoco están incluidos. Algunas actividades puntuales tienen costo adicional también.

El casino, obviamente, requiere el dinero para jugar. Las tips o propinas no están incluidas, y a pesar de no ser obligatorias, son esperadas por la tripulación, especialmente si brindan un servicio excepcional.

Tampoco se incluye un monto diario que al final del crucero cargan a la habitación, por persona, como propinas al personal de limpieza. En caso de que hayamos dado propinas en efectivo, o simplemente decidamos no dejar propina, hay que ir a corregir el número o a cancelarlo, pero el mismo es automáticamente impuesto en el monto final.

Tengan esto en cuenta para planificar su experiencia de crucero por el Caribe de forma acorde.

Destinos visitados en este crucero por el Caribe

En la semana que duró la travesía del crucero por el Caribe, salimos desde Miami y regresamos exactamente al mismo lugar. A pesar de que parece algo lógico, no todos los cruceros regresan al lugar de partida, especialmente aquellos de largas travesías mundiales.

Fueron cuatro paradas: Costa Maya (México), Harvest Caye (Belice), Isla Roatán (Honduras) e Isla Cozumel (México). Además, fueron dos noches en altamar.

Costa Maya, México

La primer parada, y una de nuestras preferidas, fue en Costa Maya. Este destino en la Riviera Maya fue especialmente interesante por la cantidad de opciones para hacer en destino.

Playas increíbles, a la par de las mejores playas de México. Un pueblito pequeño llamado Mahahual que se nutre más que nada el público que baja de un crucero por el Caribe, con una callecita llena de restaurantes y barcitos que dan a la playa.

Perfecto para relajar un rato. Los precios, razonables y competitivos. Con cualquier consumo, como por ejemplo cervezas por un dólar, ya podemos usar las sombrillas y las sillas de las playas. Vale la pena pedir la contraseña de wi-fi para tomar contacto con el mundo después de un día completo en altamar.

Técnicamente no tan lejos de lugares como Playa del Carmen, Cancún, muchos cenotes, chichén itzá y más. Sin embargo, el tiempo disponible es bastante escaso. Tener que regresar por la tarde al barco en horario hace que quizá no sea tan conveniente, sin contar con que no es barato hacerlo.

Mahahual Costa Maya

Harvest Caye, Belice

Esta pequeña isla, casi privada, vive de los cruceros. Es decir: salvo que nos subamos a un barquito y lleguemos a tierra continental lamentablemente no veremos casi nada de la esencia del país.

La isla es pequeña, exclusiva, y llena de turistas. Los locales que se pueden encontrar son empleados de actividades en la isla, acostumbrados al turismo de lujo. A nivel cultural, no se siente como estar en Belice ni un poco.

Harvest Caye en sí es hermoso. Playas de agua cristalina, actividades varias, una hermosa pileta que está incluida en la estadía, y hasta lugares donde ver animales o mariposas. Recomendamos relajar y disfrutar de la playa, el sol y la pileta.

Harvest Caye

Isla Roatán, Honduras

Roatán nos gustó, aunque tuvimos la pésima suerte de que parte del día llovió. No pudimos disfrutar el clima que esperábamos pero igualmente fue lindo conocer esta parte de Honduras.

La isla está habitada por miles de locales que viven en parte del turismo, pero muchos otros hacen su vida cotidiana al margen de los visitantes que días a día se acercan a la isla a disfrutar de sus playas de ensueño.

Recorrimos un poco y a nivel turístico no tiene mucho que ofrecer cerca del puerto. La zona donde hay playas es bonita, llena de bares y restaurantes orientados a turistas, con precios accesibles. Tengan en cuenta que no todas las playas son públicas, así que si van a moverse dentro de la isla asegúrense de ir elegir dónde ir previamente.

Roatan

Isla Cozumel, México

Cozumel es un excelente destino. Es una isla con muchas cosas para hacer, hermosas playas y algunos puntos culturales interesantes. Sin embargo, las playas quedan bastante lejos del puerto, y el transporte es bastante caro.

Decidimos tomarnos el ferry (que tarda menos de una hora) hacia Playa del Carmen, que teníamos ganas de ir y tiene muchas más cosas que hacer. Caminamos, recorrimos y aprovechamos para actualizarnos de todo lo que estaba pasando en el mundo, recientemente declarada la pandemia global por coronavirus.

La cantidad de cosas para hacer aquí es altísima, incluyendo la visita a Tulum, Chichén Itzá y otros lugares de interés que, a pesar de tener poco tiempo, son técnicamente posibles. Si no hubiéramos llegado en un crucero por el Caribe, seguro nos hubiéramos quedado mucho más tiempo aquí.

Costa Maya

Altamar, la vida en un crucero por el Caribe

Los días en altamar en un crucero por el Caribe son básicamente para aprovechar todas las actividades en el barco. Incluyendo comer, claro. En cantidad y calidad. Realmente buena parte de lo que hicimos fue comer, relajar y aprovechar todos los shows por las noches antes o después de cenar.

La última noche en altamar es el momento ideal para hacer todo lo que aún no tuvimos oportunidad de hacer hasta el momento en el crucero, o bien repetir algunas de las cosas que más nos gustaron. Relajar, preparar el equipaje y comenzar a mentalizarse de que se termina una hermosa experiencia.

Teatro del crucero por el Caribe

Crucero por el Caribe y coronavirus

Tuvimos la suerte de que este fuera el último crucero en salir y regresar sin problemas, dado que apenas tocamos tierra el crucero no volvió a subir nuevos pasajeros y continuar su ruta.

El primer día la vida fue normal, pero rápidamente aumentaron la higiene y el cuidado al decretarse una situación de excepción que lo merecía. Esto se hizo a pesar de que muchos huéspedes consideraron incómodo, por ejemplo, tener que desinfectar las manos antes de ingresar a un lugar o no poder servirse la comida en el buffet ellos mismos.

El día que llegamos a Cozumel, por ejemplo, fue el último día que un crucero pudo bajar sus pasajeros ahí.

Visto en perspectiva, y en el contexto en el que se dio, realmente Norwegian manejó dentro de sus posibilidades muy bien esta cuestión a pesar de la incertidumbre global sobre cómo proceder ante este tema.

Harvest Caye

Cómo contratar el crucero por el Caribe

Al momento de analizar las opciones que tenemos para vivir la experiencia de viajar en un crucero disponemos de distintas propuestas.

Es posible contratarlo directamente con las empresas que brindan el servicio, es decir, las compañías de cruceros. Opcionalmente mediante agencias de viaje y afines.

Actualmente hay propuestas también de hacerlo por medio de una nueva alternativa como son las empresas que ofrecen membresías (como por ejemplo InCruises) para poder disfrutar de los servicios.

Cada una de estas opciones tiene sus ventajas al momento de elegir viajar en crucero por lo que dependiendo de nuestros objetivos será la decisión que nos convenga a futuro.

Qué tener en cuenta antes de bajar del crucero

Lo primero es armar el equipaje con algo de tiempo para no estar haciendo todo a último minuto. Esto disminuye las posibilidades de olvidarte algo en el camarote. Clave chequear, especialmente, el pasaporte. Casi todo es reemplazable, pero perder el pasaporte puede ser un dolor de cabeza gigante.

Es importante revisar los gastos que nos cobrarán también de los servicios que hayamos tomado durante el tiempo que duró la experiencia. Es fácil sumar cuando uno no controla los gastos, desde casino hasta un vino, un trago o bien una excursión.

Revisen, y recuerden que automáticamente se les cargará las propinas por servicio de limpieza, que pueden ajustar o cancelar en recepción.

Costa Maya

Conclusiones sobre nuestra experiencia en el Norwegian Pearl

Fueron excelentes días donde pudimos disfrutar de destinos soñados, playas paradisíacas y montones de actividades. Imposible aburrirse. Es una forma distinta de viajar de la que estamos acostumbrados, mucho menos cultural pero también mucho más exclusiva.

Es una forma cómoda y práctica de recorrer las islas del Caribe, y bien planeado, incluso puede ser más económico que otras formas de viajar. El staff del barco fue siempre atento a que viviéramos nuestra experiencia al máximo.

Desconocemos cómo se transformará la industria de los cruceros terminada la pandemia por coronavirus, pero esperamos que con protocolos sanitarios puedan volver a operar de forma segura y sin inconvenientes, dado que nos quedó pendiente otro crucero por el Caribe que lamentablemente no pudimos disfrutar debido a que tuvimos que volver a casa antes que se cerraran las fronteras.

TAGS
2 Comments
  1. Avatar
    Responder

    walkurt

    22/05/2020

    Excelente entrada Nico, me gustan mucho leerlas, pero casi nunca comento, excepto en este caso, me inspiro para ir viendo como proyecto a mediano plazo ver operadoras o directamente alguna de las navieras que operan en Buenos Aires para ver si tienen alguna buena financiacion, aprovechando que con la pandemia seguro deben estar planificando ventas a futuro y quizas ligue algun descuento interesante.
    De alguna forma voy a hacer mi primer crucero en mi vida, respecto al COVID-19, viste como dice el dicho:
    “No hay mal que dure cien años…”

    • Avatar
      Responder

      Nicolás Ierino

      22/05/2020

      Hola! A nosotros salir desde Buenos Aires no nos pareció atractivo. Es caro, hay pocas rutas (más que nada a Brasil, y algunas de lujo hacia el sur del país) y a mismo dinero preferimos viajar muchísimo más tiempo, a más lugares, y por tierra. A nuestro ritmo.

      Los cruceros son especialmente interesantes para ir a islas poco accesibles, especialmente en todo lo que es el Caribe. Suelen salir de Miami, aunque hay desde varios otros puertos como Puerto Rico, Cancún, etc.

LEAVE A COMMENT

Nico y Lau
Buenos Aires, Argentina

Somos Nicolás y Laura, dos almas libres. Decidimos dejar la vida cómoda siendo profesionales trabajando en Buenos Aires por una vida de viajes y descubrimiento constante. Ya hemos visitado 77 países en el camino. Nos gustaría que ustedes puedan hacerlo también a través de nuestras fotos e historias. ¡Bienvenidos a nuestra Vida de Viajes!

Deja tu e-mail

Ingresá tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Categorías
Descuentos de Airbnb

Vuelos baratos
Alquiler de autos