Ecuador

Conocimos a Diego, el tortugo de Galápagos que salvó a su especie

on
23/01/2019

Las islas Galápagos son famosas, entre muchas otras cosas, por sus tortugas gigantes. Mucha gente no lo sabe, pero hay varias subespecies en las islas. Todas ellas son endémicas de allí, y por lo tanto, únicas en el mundo. El ecosistema está súper protegido dado que la introducción de cualquier especie generaría un desbalance en la flora y fauna del lugar, poniendo en peligro toda la vida en la isla. Lógicamente, esto incluye a las tortugas.

La historia del Solitario George

Hasta hace poco, la principal celebridad galapagueña era el Solitario George. Fue el último macho e individuo conocido de Chelonoidis abingdonii, una de las especies de tortuga gigante. Casi todos los habitantes de las islas lo conocían, y vivió protegido en cautiverio muchos años. Sin embargo, se intentó que sus genes se conserven. George fue encerrado junto con dos hembras de una especie similar con el objetivo de procrear. Sin embargo, a pesar de muchos esfuerzos, no pudo obtener descendencia y murió de causas naturales en 2012. Hoy en día está embalsamado y es parte de un museo.

Una tortuga galapagueña que encontramos caminando por ahí.

Diego, el macho alfa tortugo

La tristeza en Galápagos fue mayúscula al despedirse del Solitario George. Otra de las especies de las islas corría el mismo riesgo. Sólo quedaban
14 ejemplares (2 machos y 12 hembras) de la subespecie chelonoidis hoodensis. Pero no contaban con que uno de los machos llamado Diego se volvería un adicto al sexo, un verdadero macho alfa tortugo que, a fuerza de una vida descontrolada y desenfrenada (bueno, al menos en términos “tortuguiles”) tuvo unos 800 hijos, y logró que hoy en día su especie cuente con… ¡2500 ejemplares!

Les presentamos a Diego. Eso que tiene entre las piernas es la cola, malpensados.

El día que conocimos a Diego

Diego hoy en día es el tortugo más famoso de Galápagos. Muchos turistas van en búsqueda de conocer quien es ese donjuán que las hembras tanto comentan (o eso suponemos, dado que no hablamos “tortugo”). Cuando lo conocimos estaba tranquilamente caminando y comiendo, como si no fuera tan famoso y se tratara de una tortuga más del montón. A pesar de sus dotes sexuales y méritos en salvar a su especie, Diego conserva una vida tranquila y no pierde la humildad.

Diego, acosado por los paparazzi como si no supiera que es fotografiado

Olé, olé olé olé…. ¡Diegoooo, Diegoooo!

A pesar de su acalorada vida, y de sus bien llevados más de cien años, Diego no tiene pensado en colgar los botines. Sigue siendo un macho reproductor que continúa con su vida sexual activa, y procreando como el primer día. Menos mal que el insaciable apetito sexual de Diego sigue vivo, lo cual garantiza que su especie seguirá un buen rumbo por mucho tiempo. ¡Grande, Diego!

“Vení vení, cantá conmigo, que un amigo vas a encontrar. Que de la mano, del macho Diego, toda la especie vamo’ a salvar”

TAGS
RELATED POSTS
2 Comments
  1. Responder

    carlos alberto Feldman

    24/01/2019

    Bravooo! Por Diego! Bien machito!

    • Responder

      Nicolás Ierino

      24/01/2019

      Gracias Carlos! Abrazo grande!

LEAVE A COMMENT

Nico y Lau
Buenos Aires, Argentina

Somos Nicolás y Laura, dos almas libres. Decidimos dejar la vida cómoda siendo profesionales trabajando en Buenos Aires por una vida de viajes y descubrimiento constante. Ya hemos visitado 63 países en el camino. Nos gustaría que ustedes puedan hacerlo también a través de nuestras fotos e historias. ¡Bienvenidos a nuestra Vida de Viajes!

Deja tu e-mail

Ingresá tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Categorías
Descuentos de Airbnb

Descuentos de Booking

Vuelos en Skyscanner