¿Cómo viajamos? La gran pregunta. Si hiciéramos un ranking de las preguntas que más frecuentemente nos hacen, esta sería una de las más populares.

La gente tiene la fantasía que viajar por el mundo es para millonarios, gente con mucha suerte o privilegiados de la vida. Lamentablemente, no somos ninguna de esas personas.

Distintas formas de cómo viajamos

Hay muchas formas de viajar, y ninguna es mejor que la otra. Se puede viajar con una gran valija para un viaje de quince días, se puede viajar con una mochila durante meses. Algunos se alojan en lujosos hoteles, otros optan por hostels con habitación compartida.

También están los que usan Airbnb para alojarse en casas de familia, o prefieren intercambiar algo de trabajo como voluntarios por alojamiento y comida, e incluso los más osados se animan a alojarse gratis en casas de desconocidos.

Está la posibilidad de trabajar en el camino, y conseguir alojamiento gratis a cambio de colaborar, haciendo voluntariados, es esencial para extender el viaje en el tiempo. Incluso, es útil para los que busquen hacer voluntariados en lugares donde puedan ayudar a la gente local, o aprender idiomas.

Para esto usamos Worldpackers. Busca ser el nexo entre viajeros que buscan trabajar, con empleadores de todo tipo que necesitan gente temporaria. La idea es genial: todos quedan felices. Muchos de los lugares para trabajar o ser voluntario son hoteles quedan alojamiento y comidas, a cambio de unas horas de colaboración en las tareas que requieran.

Cada viajero es distinto. Como viajamos nosotros no necesariamente les funcionará a ustedes.

Cada viajero es distinto, y tiene distintas posibilidades, como así también distintas situaciones que está dispuesto a aceptar (e incluso disfrutar). En nuestro caso, hemos descubierto que viajar por el mundo es más barato que vivir en nuestra ciudad natal, y que podemos obtener ingresos mientras estamos en el camino sin tener un trabajo convencional.

Sin embargo, esta información parece no ser suficiente para la mayoría de los curiosos e insisten en querer conocer cuál es el secreto. Por eso hemos decidido escribir detalladamente cómo viajamos aquí. Antes de empezar con los pormenores de nuestros viajes, algunos detalles previos a tener en cuenta antes de salir a viajar por el mundo de forma económica

Ahorra, Ahorra, Ahorra. Clave en cómo viajamos.

La clave de la vida, pero aún más, para el viajero. Si uno quiere viajar, debe llevar una vida que acompañe ese objetivo. ¿Necesitas realmente esa remera? ¿Cuántas tienes? ¿Cuántas usas realmente?.

Este tipo de preguntas deberíamos hacernos. como viajamos, cada vez que vamos a comprar algo. Es más, cuando ya estén en mi nivel de locura, lo pensarán así: “esa remera son dos días de alojamiento, comida y disfrute en Vietnam… ¿vale la pena?”.

Se sorprenderían de saber con lo poco que se puede vivir, y ser feliz. Ahorrar no significa suprimir el disfrute, es importante aclarar. Una cerveza después de un largo día o una entrada a un museo seguramente no sean buena formas de recortar gastos. De hecho, tenemos muchos otros tips como esos. Como siempre, todo con moderación.

Colonia, Uruguay

Vende todo lo que no entre en tu mochila

Esto vendría a ser un corolario de lo anterior. Toda esa ropa que ya no usas, ese viejo Game Boy Color que guardas como recuerdo o por si “algún día” lo necesitas, y tantas cosas más… deben irse, especialmente si eso es factible de ser vendido.

Todo lo que nos pueda dar dinero, y nos libere de las posesiones materiales que ya no utilizamos o son funcionales a nuestro nueva forma de vivir, no pueden seguir con nosotros.

De más está decir que es un sinsentido seguir pagando un alquiler mientras estamos de viaje por un largo tiempo, ¿no? Igual de irrisoria es la idea de pagar un lugar donde nos guarde nuestros muebles y cosas de valor, ya que al final del viaje probablemente hayamos gastado más por guardarlo que lo que nos costó comprarlo.

Seguramente siempre sea buena idea dejar alguna caja con cosas importantes en lo de nuestros padres o algún amigo, pero aún así, cuanto más podamos vender mejor. Nuevamente, cada dólar adicional es potencialmente un nuevo día en un lugar recóndito del mundo.

Cuanto más lento viajemos, más tiempo podremos hacerlo como viajamos

A pesar de que parece algo bastante obvio, estar en constante movimiento es más caro que quedarse quieto. Quedarse más tiempo en el destino permite conocer mejor, y más profundamente, el lugar.

Además, es proporcionalmente mucho más barato estar varios días en un lugar, que hacerlo sólo por un día para seguir camino. Todos los viajeros experimentados coinciden en que cada día viajan más lento.

Viajar liviano es clave en cómo viajamos

Otra cosa en la que todos los viajeros experimentados coinciden es en viajar liviano. Muchos nos damos cuenta con el tiempo de la cantidad de cosas innecesarias que llevábamos nuestros primeros viajes.

Si uno quiere viajar alrededor del mundo, debe viajar lo más liviano posible. La mayoría de los viajeros recorre el mundo con mochilas de menos de 50 L, llevando sólo lo indispensable.

Cuanto más seguimos y como viajamos, más nos damos cuenta de la razón que tienen en hacerlo. Una mochila no tan grande permite llevarla de equipaje de mano en los vuelos (sin pagar adicionales).

También evita problemas en los transportes terrestres (las mochilas grandes no siempre pueden viajar con uno, y eso hace que terminen viajando lejos nuestro haciéndolas más susceptibles a robos o accidentes).

Viajar como viajamos no es estar de vacaciones

Mucha gente se piensa que viajar por el mundo es vivir de vacaciones. Nada más lejos de la realidad, generalmente cuando uno viaja vive cansado, durmiendo poco y comiendo peor que lo acostumbrado.

Los viajeros en general caminan mucho, y descansan poco. Muchos de ellos, trabajan a distancia en el camino si tienen la ventaja de ser nómadas digitales, es decir, pueden hacer su trabajo desde cualquier lugar del mundo.

Los mochileros no van a All Inclusive

La glamorosa vida del “All Inclusive” de un lujoso hotel 5 estrellas en el Caribe no es la realidad del viajero promedio. No sólo eso, no es la realidad ni tampoco quieren que lo sea, ¡y con razón!.

Tantos lugares para ver, y pocas ganas de quedarse quietos hacen que incluso esas opciones tentadoras no pasen de ser algo momentáneo, para volver al camino, a dormir y comer mal y sorprenderse por lo que el incierto viaje depara.

En síntesis: viajar el mundo es mucho menos glamoroso, y mucho más sacrificado de lo que la gente cree.

Ser flexibles, central en como viajamos

“Quiero sacar un vuelo para ir a Marruecos, salir un viernes a la noche, volver un domingo a la tarde”. Esta es la fórmula del desastre, especialmente, si queremos cuidar la billetera.

Incluso si podemos permitírnoslo, siempre hay que recordar que cada dólar que ahorremos se traduce en más viajes a futuro como viajamos. Hay que pensarlo de una forma mucho más racional. Es posible conseguir los vuelos más económicos desde la app de Skyscanner o directamente en su web. Incluso escribimos una guía sobre cómo conseguir vuelos baratos.

Saludando un perrito en Isla Mujeres. Parte de como viajamos.

Ser creativos al buscar

¿Si en vez de buscar vuelos directo a Marruecos, busco vuelos a Madrid o Barcelona primero, y de ahí conecto con un vuelo low cost a Marruecos? ¿Por qué no pruebo salir un sábado a la mañana también? Quizá hay pasajes más económicos. ¿Si en vez de Marruecos, voy a Egipto?

Esas simples preguntas podrían hacer que los vuelos (generalmente lo más caro, y una de las pocas cosas donde no tenemos muchas opciones) nos cuesten menos de la mitad.

En nuestro caso, hemos armado viajes enteros de acuerdo a lo que nos costaban los vuelos, y no a la inversa. Muchos destinos que conocimos fue gracias a que fue el vuelo en oferta indicado, para el momento indicado. Ser abierto y flexible en los planes, como viajamos, es una de las mejores formas de hacerlo

Economía colaborativa

El intercambio de favores está más vigente que nunca. ¿Necesitas irte de viaje, y que alguien cuide tus mascotas? Estoy seguro que cientos de viajeros lo harían sin problemas a cambio de un lugar donde dormir mientras las cuidan.

¿Hay que llevar un auto hasta un destino, y nadie quiere hacerlo? Seguro algún viajero necesita ir allí, y llevaría el auto gratis de paso a cambio de poder llegar.

¿Simplemente tienes ganas de conocer gente de distintas culturas sin moverte de tu casa? Aloja gente en tu lugar, y seguramente te cocinarán alguna rica comida típica a cambio. Las opciones son miles, y debajo las enumero una a una.

Habla con extraños

Siempre hay que hablar con la gente. La gran mayoría está dispuesta a ayudar, desde dar indicaciones sobre la mejor forma de llegar a un determinado lugar, consejos sobre qué hacer y no hacer, o incluso dar alojamiento y comida.

Sacando los infundados prejuicios de la mayoría de la gente con mente cerrada que aún no exploró el mundo, la gente es buena y al menos hasta ahora, nunca me he cruzado con un asesino serial esperando un mochilero harapiento como víctima. En general, lo peor que puede pasar es hacer un nuevo amigo y compartir hermosas experiencias.

Gastos casi imposibles de evitar: Visas y Seguro Médico

Por mucho que ahorremos, hay algunos gastos inevitables. Por ejemplo, los costos de las visas de entrada a los países suele ser uno de estos gastos ineludibles. Pueden encontrar información sobre esto aquí. Otro gasto que suelen tener todos los viajeros es un seguro médico que cubra cualquier eventualidad en todo el mundo.

Hay muchos en el mercado, pero la mayoría de los viajeros suele recomendar World Nomads. Es una opción más popular en los países del primer mundo, pero por todas las experiencias que he leído la gente no suele tener problemas.

Si lo contratas desde este link, obtendrás un descuento y además me pagarán una ínfima comisión por recomendarlos, lo que me dejará seguir viajando y escribiendo para todos ustedes. No por nada es el seguro que recomienda, por ejemplo, la guía Lonely Planet, ¿no?

Ahora vamos a los detalles…

¿Cómo lidiar y organizarse con los temas más importantes de un viaje?

Vuelos / Pasajes de avión:

Viajar el mundo hace que , tarde o temprano, sea casi imprescindible subirse a un avión. Si queremos volar de forma gratuita (o casi), lo mejor que podemos hacer es acumular millas de alguna aerolínea, o algunos programas de bancos que permiten cambiar puntos por viajes.

En mi caso, he volado a México y Estados Unidos previamente pagando sólo las tasas (ínfimo) por el simple hecho de haber hecho todos mis consumos con tarjeta de crédito, y cambiar las millas por los vuelos.

Sin embargo, dado que esto es algo atípico y no suele ser lo común, en general tengo que pagar mis pasajes como cualquier mortal. La clave entonces, está en conseguir pasajes baratos.

Skyscanner para vuelos baratos

Skyscanner es la mejor página para conseguir vuelos baratos, y tiene varias funcionalidades muy interesantes. Es un buscador de buscadores, por lo que siempre conseguiremos el mejor precio por aquí. Incluye las aerolíneas low cost, por lo que tenemos todo en el mismo lugar. 

La gran mayoría de mis vuelos los saco desde aquí. Dicho sea de paso, si van a sacar un vuelo por esta página pueden entrar desde mis links, para ustedes no supone un costo adicional y para mí significa poder seguir viajando.

Avisos de promociones

Lady Vuelos y Promociones Aéreas en Argentina son dos páginas que van avisando cuando salen vuelos baratos (pero no venden pasajes). En general, es difícil que justo coincida con nuestros planes (incluso siendo flexibles) pero a veces se pueden aprovechar.

En general, si están publicados en alguna de estas páginas es porque realmente están mucho más baratos que de costumbre. De todas formas, como siempre, antes de sacar ningún pasaje hay que chequear en otras páginas, probar otras fechas y decidir en base a toda la información que tengamos.

Viajar por tierra o agua

Esto incluye viajar por tren, micro, auto, motocicleta, bicicleta o caminando. Dependiendo el destino, el presupuesto y el tiempo del que dispongamos, debemos analizar qué es lo más conveniente para nuestro traslado.

Empezando por las opciones gratuitas, las más comunes son caminar o ir en bicicleta. Sí, hay gente que recorre el mundo sólo caminando o andando en bici, por más que no lo crean. En mi caso soy un amante de la bicicleta, pero limitaría la misma para determinadas situaciones nada más.

Phuket, Tailandia.

Hacer dedo. Autostop.

Otra opción gratuita para que podamos viajar es haciendo dedo, autostop o “hitchhiking”. Nuevamente, las probabilidades de que un asesino serial sea quien nos levanta en la ruta son casi nulas. ¡No olviden sonreír mientras esperan que los levanten!

Si tenemos un rumbo concreto donde ir, es buena idea saber cómo son las matrículas o patentes de los autos que esperamos que nos levanten, dado que probablemente estén yendo para donde necesitamos. Esta actividad tiene su propia página wiki y comunidades de viajeros que lo hacen.

Compartir un auto

Si preferimos compartir un auto, o lo que comúnmente se llama “carpooling”, también podremos ahorrar bastante dinero en muchas situaciones comparado a lo que nos costaría un bus normal.

A nivel global, las páginas más conocidas de esto son Shareling y Carpoolworld. La mayoría de los países tienen páginas locales, como por ejemplo Carpoolear en Argentina.

Otra opción que tenemos para viajar gratis o barato, es conseguir alguien que necesite mover un vehículo de un lugar a otro. También hay muchas páginas locales, pero la más popular globalmente es Imoova. Si podemos hacer coincidir nuestros planes con los de la persona que necesita mover el vehículo puede ser la solución ideal para todos.

Trenes

En muchos destinos, los trenes tienen buenas conexión y son de lo más económico. De hecho, si hacemos bien las cuentas, en algunos lugares hay pases ilimitados que pueden ser un gran negocio si pensamos manejarnos sólo de esta forma, como por ejemplo el Eurail Pass en Europa, o el JR Pass en Japón. En esta página, se pueden fijar todo los trenes y horarios disponibles del mundo. Sí, leyeron bien, de todo el mundo.

Cappadocia, Turquía

Alojamiento

Habitaciones en casas de locales

Airbnb – La plataforma de alquiler de departamentos, habitaciones y hoteles más grande del mundo, conectando gente que quiere alquilar con futuros inquilinos (o viajeros temporales). ¿Por qué está primero?

Simplemente porque, haciendo las cosas bien, uno puede alojarse gratis. ¿Cómo? Airbnb nos da crédito cuando referimos a una persona a la página, y esta pone en alquiler su lugar o consigue alojamiento desde ahí.

Este dinero no podemos sacarlo de la página, pero sí podemos usarlo para alojarnos nosotros. ¿Nada mal para un viajero que está recorriendo el mundo, no? Este link de Airbnb  los invita a hacerlo de esta forma, y de paso, ayudarme a seguir viajando.

Nuevamente, no tiene costo adicional ni cambia en nada la experiencia de quien lo utiliza, sólo que hacerlo por su cuenta o hacerlo de este link es indiferente para ustedes, pero a mí me ayuda muchísimo.

Hostels

Hostelworld – El mayor buscador de hostels. Simple y efectivo, ideal para viajeros con un presupuesto acotado que pretendan viajar y sólo necesiten una cama en un hostel.

¿Qué tiene de bueno? Además de ser mucho más económico que un hotel, alojarse en un hostel da la posibilidad de conocer muchos otros viajeros que están en la misma sintonía que uno. En general todos en la misma sintonía como viajamos.

Muchos grandes amigos de viajes fueron hechos compartiendo una cerveza en el bar del hostel, o intercambiando tips previos a salir a recorrer juntos una tarde con otros viajeros. Hostelworld simplemente es el mejor buscador de hostels de mercado, por mucho.

Couchsurfing

Couchsurfing  La verdadera red de alojamiento gratuito, que se basa simplemente en el intercambio que se da entre host e invitado. Dado que uno puede dejar comentarios de la gente que va conociendo en el camino, es muy complicado tener problemas utilizando esta página. De hecho, entre los cientos de alojamientos diarios que hay, casi no hay inconvenientes.

Es la red soñada para cualquier viajero: alojamiento gratuito, intercambio cultural, conocer a fondo los pormenores de cómo vive la gente local y aprender mucho. Va perfecto con como viajamos y vivimos experiencias increíbles.

Lamentablemente, en los últimos años este alojamiento desinteresado se ha tornado más complejo dada la gran cantidad de gente que ofrece sólo alojamiento a personas de otro sexo, especialmente, si son atractivas. Se entiende el punto, ¿no? Couchsurfing no debería ser Sexsurfing. Sacando eso, todas las experiencias suelen ser geniales.

Hoteles

Booking.com – Esta es otra alternativa, esta vez para sacar hoteles. A veces, con un poco de suerte, se pueden conseguir excelentes precios que hacen que valga la pena siempre al menos ver qué hay disponible.

Además, creo que hasta el viajero más hippie de todos de vez en cuando necesita una buena cama, una ducha de agua caliente y tranquilidad. En ese caso, Booking puede ser la solución. Especialmente aprovechando este descuento.

Bangkok Tailandia, como viajamos en airbnb

Alojamientos para ciclistas

Warmshowers – Dicho mal y pronto, podría decirse que es una especie de couchsurfing para ciclistas. Si viajas mucho en bicicleta, sin dudas estás en el lugar indicado. ¡Buenas rutas para los lectores que se mueven en dos ruedas, con tracción a sangre!

Cuidar casas. Housesitting

La idea es cuidar de una casa, aunque en la práctica suele ser más bien cuidar las mascotas de los dueños y regar las plantas. Hay varias plataformas a disposición, como por ejemplo:

Probablemente la más popular de las opciones. El servicio no es gratuito, tendrás que pagar una suscripción anual de alrededor de 120USD. Además, podemos encontrar opciones en…

Intercambio de casas

Tal cual dice el nombre, es un intercambio de casas. Suele ser una gran opción para familias numerosas, que piensan viajar a un determinado lugar.

Tienen alguien que cuide sus pertenencias, mientras que se alojan de forma gratuita en una casa ajena en destino. Una situación que ganan todos. Las páginas populares para hacerlo son:

Camping

No en todos los lugares está permitido, y puede no ser la primera elección de preferencia de muchos, pero no deja de ser una opción gratuita (o económica, en lugares de campings habilitados, donde uno puede bañarse y contar con lugares comunes para comer, entre otras cosas).

Una buena opción es acampar en jardines de casas que lo permitan. ¿Cómo? En la página Camp in my garden.

Comida

Este es un tema complicado, porque probablemente no nos pase nada por dormir en lugares incómodos unos días, pero sí nos puede pasar por comer muy mal por mucho tiempo, por no nutrirnos lo suficiente, o bien por comer comida en mal estado.

En lo personal, si hay algo en lo que intentamos no escatimar es con el dinero que destinamos a comer como viajamos habitualmente. Se puede comer rico y sano, sin gastar mucho. De más está decir que los grandes banquetes en restaurantes de lujo no son algo de todos los días, pero justamente creo que ahí está la magia.

Los puestos de comida local, y la comida de la calle suele ser la mejor opción en todo sentido, dado que no sólo será rica y barata sino que será también la comida típica que comen los locales. Además, claro está, cocinar en cada oportunidad que se pueda.

Kakku, Myanmar. Visitar países baratos es parte de como viajamos.

Comer gratis

En muchos de los templos y ashram en India, dan comida gratis. A la hora de la comida, quien se haga presente es bienvenido a comer sin pagar un céntimo, aunque en general se aprecia la ayuda para servir la comida, o lavar los platos.

A pesar de no haberlo experimentado aún como viajamos hasta ahora, muchos viajeros afirman que una de las religiones que más practica este tipo de acciones son los Sikh, en India, pero no son los únicos. En Asia es posible comer gratis en lugares de este tipo averiguando un poco previamente.

Aprender a comer como los locales

Otra gran opción para comer, y compartir experiencias únicas, es ir a comer a las casas de la gente local. Entre las múltiples ventajas que esto tiene, las que se me vienen a la mente son que probamos las comidas típicas de un lugar, hechas por la gente local.

Dado que no hay un interés económico por detrás, en general se suele comer muy bien. Sin dudas una excelente opción siempre que sea posible. Algunas páginas para hacerlo son:

Dejo para lo último la tendencia más polémica de todas. Dumpster Diving, que vendría a ser algo así como comer del basurero. A pesar de ser algo que yo no podría hacer, la movida tiene cada vez más adeptos que lo hacen.

Tanto está creciendo este movimiento, que tienen página wiki propia como así también hay un mapa de dónde es posible conseguir comida que va a ir al basurero, en general por parte de grandes supermercados.

¡Prueben! Nosotros no los acompañamos, no es parte del plan como viajamos… ¡pero no los juzgamos tampoco!

Viajar trabajando

Iguanas Marinas de Galápagos. Ver animales es parte de como viajamos.

La vieja y clásica forma de viajar manteniendo un ingreso convencional. En mi opinión, esto le quita flexibilidad al viaje en cuanto a lugares y tiempo, pero puede ser la solución que muchos están buscando.

  • Trabajar por el mundo: Información y noticias sobre cómo trabajar por el mundo. Visas, becas, programas de intercambio y demases, en un mismo lugar.
  • WorldPackers: Una idea similar, más opciones, más ofertas. Cuanto más investiguemos, mejor.
  • Staydu: Tiene tres opciones: alojarte y ayudar (esta es la opción más interesante, dado que uno puede intecambiar un lugar donde dormir a cambio de algo de trabajo), alojarte y pagar (la clásica, nada nuevo) y alojarte gratis (como couchsurfing).
  • AuPair: Una palabra francesa usada para denominar a la persona acogida temporalmente por una familia a cambio de un trabajo auxiliar, como cuidar a los niños; suele convivir con la familia receptora como un miembro más, y recibe una pequeña remuneración así como comida y alojamiento gratuitos; en la mayoría de los casos son estudiantes. Si sos joven y te encantan los niños, es una gran opción.
  • AIESEC: Más opciones, con una gran comunidad de fondo.

Ser nómada digital

Una excelente forma de viajar mientras uno trabaja, literalmente, es trabajar en algo en movimiento. Dado que no todos podemos ser tripulantes de cabina o azafata, hay otras opciones que están al alcance de casi todos como lo es trabajar en barcos o cruceros.

Los más osados, incluso, hacen barco-stop… algo así como un hitchhiking del mar. Van a un puerto, y hablan con la gente. Muchos barcos necesitan gente que haga tareas varias, y no les cuesta nada llevar una persona más que las haga a cambio sólo del transporte.

Ganan ambas partes. Requiere más maña que otra cosa, pero sigue siendo una idea igual de válida que todas las demás.

Voluntariados

Tal cual suena, como viajamos a veces puede combinar ambos mundos sin problemas. ¿Qué puede ser mejor que viajar por el mundo ayudando a los que más lo necesitan? Algunos links de utilidad para hacerlo son:

WWOOF – Esta modalidad contempla el trabajo de voluntario unas horas al día en una granja a cambio de comida y hospedaje. También puedes irte a un campo de trabajo internacional. Es cada día más común escuchar experiencias satisfactorias haciendo esto.

El Programa de Voluntarios de las Naciones Unidas y el Servicio Civil Internacional también son una gran opción más formal para poder viajar haciendo voluntariado y ayudar a los más necesitados

Ahora sí, ya tienen toda la información necesaria para comenzar a planear todo, tal cual como viajamos. El mundo los espera.

Nico y Lau
Buenos Aires, Argentina

Somos Nicolás y Laura, dos almas libres. Decidimos dejar la vida cómoda siendo profesionales trabajando en Buenos Aires por una vida de viajes y descubrimiento constante. Ya hemos visitado 64 países en el camino. Nos gustaría que ustedes puedan hacerlo también a través de nuestras fotos e historias. ¡Bienvenidos a nuestra Vida de Viajes!

Deja tu e-mail

Ingresá tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Categorías
Descuentos de Airbnb

Vuelos baratos
Alquiler de autos
Seguro de Viaje
Transporte en Europa
Voluntariados